Saltar al contenido
Guía de Perros

Yorkshire Terrier

El Yorkshire Terrier es un pequeño y adorable acompañante. Aunque en sus orígenes se utilizó como cazador de roedores, se consolidó más tarde como buen compañero. Su buen comportamiento y temperamento estable ayudaron a que se convirtiera en el favorito de muchas familia. Hoy en día es un perro muy conocido en diferentes lugares del mundo. Si quiere saber todo acerca de esta raza, sigue leyendo.

Historia del Yorkshire Terrier

Es una raza inglesa. Se desarrolló a finales del siglo XIX en los condados de Yorshire y Lancashire. Se cree que nació de la mezcla de diversas razas escosesas que llegaron a Gran Bretaña junto a inmigrantes siglos atrás. Entres ellos se encuentran el Skye, Dandie Dinmont y el Maltés.

En principio era utilizado como cazador de roedores y otras alimañas en talleres textiles; pero en la época victoriana dieron un vuelco al convertirse en los acompañantes favoritos de las damas de la alta sociedad. Por eso empezó a ser reconocido como un perro faldero y se le llamaba Yorkie.

En 1886 fue reconocido por el Kennel Club inglés y se afianzó como acompañante. Se dice que en esta época se moldeó su tamaño, pues querían que se ajustara perfectamente a su nueva labor: posar en las carteras y regazos de las damas con altos recursos. Una mujer llamada Belle registró el primer Yorkshire en Estados Unidos alrededor de 1885. En la actualidad es un perro bastante reconocido alrededor de todo el mundo. 

Características de la raza

Es un perro pequeño o miniatura. Su altura no sobrepasa los 20 centímetros, mientras que peso está alrededor de los tres kilogramos. Tiene un cuerpo muy compacto y bien proporcionado. Sus patas son rectas, sin las rodillas salidas. Los pies son redondos, con las uñas negras.

Su espalda es corta, al nivel de la línea trasera. Sus costillas son moderadamente arqueadas. Tiene la cola de largo medio, la lleva recta sobre el nivel de la espalda. Su cuello es de gran alcance. Tiene la cabeza pequeña. Sus orejas no son muy grandes, tiene forma de V y las lleva erguidas. Sus ojos son de tamaño de mediano y de color oscuro. Tiene una expresión muy inteligente.

El Yorkshire tiene el pelo moderadamente largo. Es liso (no ondulado), de textura fina y sedosa. En la cabeza es un poco más abundante y cae junto a las mejillas. Se presenta mayormente de color fuego dorado intenso.

¿Cómo es su comportamiento?

Es un perro alerta e inteligente. Estas características hacen que tenga una alta frecuencia de ladrido. Conserva su instinto de caza, por lo cual reacciona ante la presencia de algún roedor. Se mantiene en actividad por toda la casa.

Es cariñoso, disfruta de las caricias y le gusta estar sobre las piernas de su amo. Se relaciona bien con los niños, aunque a veces puede salir lastimado por su diminuto tamaño. Es importante que se le enseñe a los más pequeños del hogar como tratar a este canino. Tiene un instinto protector bastante notable y es muy valiente, por lo cual no dudará en reaccionar si considera que algunos de los miembros de su familia se encuentra en peligro.

El Yorkshire Terrier aprende con facilidad y suele ser muy obediente. De igual manera su correcta y temprana socialización determinará gran parte de su comportamiento como adulto. Se adapta muy bien a diferentes espacios, pues vivir en casa espaciosas o apartamentos pequeños, siempre y cuando permanezca cercano a su familia.

Cuidado del Yorkshire

El nivel de energía del Yorkie es moderadamente alto. Con una caminata moderadas al día y algunos juegos en casa es suficiente para que este perro esté feliz. Es importante que no se prive de compartir al aire libre, pues no solo lo ayuda a mantener su forma física sino que lo relaja y mantiene su equilibrio mental. Esta raza es buena en deportes de obediencia y agilidad y son excelentes herramientas tanto para reforzar su ejercicio como para pulir su comportamiento.

El cuidado estético del Yorkshire es bastante exigente. Su pelo es de características similares al cabello humano, por lo cual requiere un cuidad parecido. Se debe peinar a diario, quitándole con un guante especial o con la mano los residuos de tamaño grande. Asimismo, el baño debe ser más frecuente que el de otras razas, puede que lo necesite cada quince días o cada tres semanas, dependiendo del lugar en el que se desenvuelva. Es importante limpiar frecuentemente el área de las orejas, para evitar infecciones y otros problemas de salud.

Así es su salud

El Yorkshire Terrier tiene una expectativa de vida entre los 11 y los 15 años. Es un perro muy sano, pero tiene predisposición a dos problemas de salud. Uno de ellos es la luxación de rótula, por lo cual se recomienda que no se exponga al perro a saltos repetidos o muy altos, sobre todo cuando es cachorro. El otro está relacionado con su vista, por lo cual es bueno llevarlo a consulta con algún especialista.