Saltar al contenido
Guía de Perros

Xoloitzcuintle

El Xoloitzcuintle es un perro con más de 3000 años de historia. Fue venerado por Los Aztecas y es considerado hoy en día como símbolo de México. Hay un equipo de fútbol que lleva su nombre, fue pintado por Frida Khalo y participó recientemente en la película de Pixar de nombre Cocos. Si quieres conocer la historia y tener todos los detalles sobre esta raza, sigue leyendo.

Historia del Xoloitzcuintle

Es un perro primitivo mexicano. Su origen se remonta al menos 3000 años en la historia, cuando los Aztecas lo adoraron y lo nombraron  parecido a su dios Xolotl. En esa época, era sacrificado, luego de que su amo moría, y los enterraban juntos para que le abriera el camino hacia el otro mundo. Esta creencia, junto a la de otro grupo de indígenas que los comían, hizo que la raza se debilitara con el pasar de los años.

Un grupo de criadores formó la Federación Canófila de México y a través de un conjunto de acciones lograron restaurar la raza. En 1940 ya estaba fortalecidas y luego de escribir el estándar, se incluyó en el registro de esta organización.

Desde entonces se ha valorado mucho a este antiguo perro, que también es conocido como perro pelón mexicano (por una de sus variedad que no tiene pelos). Diego Rivero y Frida Khalo lo incluyeron en sus pinturas, existe un equipo de fútbol profesional denominado Xoloitzcuintle de Tijuana y recientemente Pixar le dio un papel estelar en su película Cocos.

Características de la raza 

Existen tres tallas para esta raza: estándar (mide entre 40 y 60 centímetros), intermedia (tiene una altura entre 36 y 40 centímetros) y miniatura (con una estatura que va desde los 25 hasta los 35 centímetros). Tiene un cuerpo delgado, elegante y un poco más largo que alto. Sus patas son fuertes, bien musculadas y perfectamente paralelas. Tiene pies de liebre, con dedos arqueados y muy juntos. Su es fuerte y su pecho es largo y profundo.

Tiene la cola larga, fina y la lleva extendida. Su cuello es ligeramente arqueado y lo lleva en alto. Tiene la cabeza ancha, fuerte y en forma de cuña. Sus orejas son largas, grandes y muy expresivas. Tiene el hocico recto, su mandíbula es cuadrada y fuerte.  Sus ojos son de tamaño mediano y forma almendrada. Tiene una expresión alerta e inteligente.

Esta raza también se divide según su pelaje. Hay un tipo de Xoloitzcuintle que no tiene pelos y otro que sí presenta. En el primero, la ausencia es casi total. Se visualiza su piel lisa y es muy sensible al tacto. Puede tener algunos pelos hirsutos, cortos y de un colo diferente al de su piel en la nuca y en la frente. En cuanto a la otra variedad, presenta pelos en todos el cuerpo, es corto, plano, liso y sin subcapa. Puede ser escaso en la zona del vientre. En ambos caso, se presenta en colores uniformes sólidos: negro, gris negruzco, gris pizarra, gris oscuro, rojizo, hígado, bronce o rubio.

¿Cómo es su comportamiento? 

Es un perro silencioso y tranquilo. Tiene un carácter ideal para las familias, pues es dulce y se la lleva de gran manera con los niños. Se muestra muy paciente con los más pequeños de la casa y disfruta jugar junto a ellos, lo cual además contribuye a su buen estado físico. Es cercano a sus familiares, no le gustar estar solo, por lo cual puede volver algo destructivo si pasa muchas horas sin compañía en casa. Suele ser un perro muy obediente, se muestra algo desconfiado con los desconocidos, pero nunca es agresivo.

Es buen guardián, a pesar de que no es muy ruidoso, ni ladra en exceso. Pero es valiente y muestra temperamento durante esta labor. Puede adaptarse a diferentes espacios para vivir, aunque el Xoloitzcuintle sin pelo es más sensible a terrenos rústicos y puede hacerse daño con facilidad en estas superficies. Es una raza muy inteligente, aprende con facilidad y bien socializado puede llegar a ser uno de los mejores compañeros de todos.

Así debe ser su cuidado

El Xoloitzcuintle requiere un cuidado especial. La ausencia de pelos en uno de sus tipos y la escasa presencia en el otro, hacen que esta raza sea delicada en superficies muy rústicas. Además, es sensible al sol, a temperaturas extremas y la suciedad puede generar problemas subcutáneos. Por estas razones se debe vigilar muy bien la condición en la que vive y se desenvuelve este perro.

Por otro lado, este canino tiene mucha energía. Necesita largas caminatas diarias para mantenerse en buena forma física y conservar su equilibrio mental. En casa es mucho más tranquilo, puede que ni demande actividad, aunque con los niños se muestra mucho más juguetón y dispuesto a participar en varios de sus planes.

La salud del Xoloitzcuintle 

Este perro tiene una expectativa de vida entre los 13 y los 18 años. Suele ser una raza muy sana, pero hay algunas enfermedades a las que tiene mayor predisposición. Entre las principales se encuentran: displasia de cadera, luxación patelar, problemas oculares e infecciones auditivas. En menor medida, también pueden padecer enfermedades cardíacas y problemas en los dientes.