Saltar al contenido
Guía de Perros

Staffordshire Terrier Americano

octubre 26, 2018

El Staffordshire Terrier es el perro americano con más condecoraciones en el ejército. Es una raza con una gran capacidad para el trabajo y también es excelente para la compañía en el hogar. Tiene muy buena relación con los niños, es leal y cercano a su amo. No dejes de leer para que conozcas todos los detalles de este canino.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)

Cargando…

Historia del Staffordshire Terrier Americano

El origen del Staffordshire Terrier Americano es el mismo que el de su primo, el Pitbull Terrier Americano. Se ubica a finales del siglo XIX en Gran Bretaña, cuando los criadores estaban enfocados en conseguir razas feroces para la lucha con toros, osos y otros caninos. Entonces se cruzó al Bulldog con el Terrier y surgió el antecesor de este canino.

Luego de que se prohibieran esta crueles luchas, algunos criadores conservaron a sus perros y más tarde emigraron a Norteamérica. Acá ganaron notoriedad rápidamente y fueron reconocidos por las Asociaciones más importantes con el nombre de Pitbull Terrier Americano. Esta raza ganó mala reputación por culpa de algunos dueños que apelaron a su naturaleza para entrenarlos y convertirlos en armas. Por esta razón la AKC y la Federación Cinelógica Internacional lo borraron de sus registros.

Casi a la par, comenzaron un trabajo de investigación para conseguir la composición genética de la raza y se dedicaron a desarrollar un canino con algunas diferencias físicas y en carácter. Lo llamaron Staffordshire Terrier Americano. Rápidamente ganó popularidad, sobre todo porque fue incluido en algunas producciones audiovisuales, como la de Horatio’s Drive en 1903, un documental en el que recorrieron toda norteamérica en un vehículo.

También destacó en otras labores, por ejemplo, el perro estadounidense más condecorado fue un AmStaff (como también se le denomina a la raza). Se llamaba Sargento Stubby y participó en la Primera Guerra Mundial.

Características de la raza

Es un perro mediano, igual que su primo el Pitbull. La altura va desde los 46 hasta los 48 centímetros para los machos y entre 43 y 46 centímetros para las hembras. El peso no está estipulado en el estándar de la raza, pero se especifica que debe tener correlación con el tamaño.

Tiene un cuerpo sólido y musculoso, aunque ágil y elegante. La espalda de este canino es bastante corta, con un ligero declive hacia las patas posteriores. Su lomo es ligeramente arqueado, tiene el pecho bien profundo y amplia. Su cola es corta y de implantación baja. Tiene el cuello pesado, ligeramente arqueado. Su cabeza es longitud mediana, su stop está bien marcado. Tiene el hocico de longitud mediana y redondeado en la punta. Sus ojos son redondos y de color oscuro.

El pelaje del Staffordshire Terrier Americano es corto, apretado, duro al tacto y lustroso. Puede ser de cualquier color, menos hígado, la combinación negro con fuego y tampoco con más de 80 por ciento de blanco.

¿Cómo se comporta el AmStaff?

Es un perro muy sociable, con facilidad para relacionarse con todos los miembros de la familia, especialmente los niños, a quienes le tiene bastante paciencia. También es cercano a su amo y recibe bien a los visitantes al hogar. Es amigable, alegre y confiado.

Con otros animales puede ser distante y mostrarse algo territorial; sin embargo, puede llegar a desarrollar una buena relación si se acostumbra desde cachorro. Tiene mucha energía, por lo cual suele ser algo inquieto en el hogar. Puede adaptarse a apartamentos o a casas grandes, pero suele ser algo travieso, sobre todo cuando dura mucho tiempo solo.

No es un buen guardián, a pesar de su imponente físico, pues es muy amistosos; sin embargo, tiene gran valentía y sacará su carácter si le toca defender a algún miembro de la familia en peligro. Por último, el AmStaff tiene grandes habilidades para el trabajo, por lo cual es apreciado en granjas y zonas rurales.

Así debe cuidarse

El cuidado estético es muy sencillo. Solo debe cepillarse con un peine de puntas blandas una vez a la semana. Cuando está mudando debe realizarse más seguido, para evitar que toda la casa se llene de pelos del cachorro.

Es un perro muy aseado y por lo lustroso de su pelaje, se recomienda bañarlo cada seis o siete semanas, para que se mantenga en estado óptimo. Eso sí, es importante limpiarlo frecuentemente debajo de los ojos, zona en la cual puede acumular suciedad y a la larga provocarle enfermedades.

Esta raza puede sufrir de ansiedad, especialmente cuando se queda solo en casa. Esto lo convierte en un perro mordelón, por lo cual lo mejor es comprarle juguetes que le sirvan para liberar su estrés. Tiene mucha energía, por lo cual es importante que no se olviden sus paseos diarios.

Necesita al menos dos caminatas largas y disfruta con algunos juegos caninos, así que es buena idea ayudarlo a gastar energía de esta manera. Asimismo, es necesario prestar atención a su correcta alimentación, puede ser algo goloso y desarrollar obesidad.

Su salud

Tiene una expectativa de vida de entre 12 y 14 años. Es un perro muy sano, pero hay algunos padecimientos a los que tiene mayor tendencia. Entre los mas comunes se encuentran: Displasia de Cadera, Cataratas, Problemas del corazón, Demodicosis, Desórdenes del desarrollo sexual y atrofia progresiva de retina.