Saltar al contenido
Guía de Perros

Silky Terrier australiano

octubre 30, 2018

El Silky Terrier australiano es uno de los mejores perros de compañía. Es pequeño, amable, tiene buena relación con los niños y suele ser respetuoso con los visitantes al hogar. También es un cazador de roedores, así que mantendrá la casa libre de alimañas y suele ser un buen vigilante. Sigue leyendo si quieres saber todo sobre esta joven raza canina.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)

Cargando…

Historia Silky Terrier australiano

Es una raza joven. Se originó a principios del siglo XX en Australia, del cruce entre el Yorkshire Terrier y el Terrier Australiano. Se cree que también pudieron intervenir razas británicas, tales como Cairn, Dandie Dinmont y los terriers de Skye. En sus inicios era utilizado como cazador de roedores, aunque siempre generó admiración en los hogares por su pequeño tamaño y bello pelaje.

En 1900 se elaboró el primer estándar de la raza y era conocido bajo el nombre de Sidney Silky; sin embargo, criadores de otras zonas del país reclamaron protagonismo y se decidió ponerle el nombre de Silky Terrier Australiano. Poco después fue reconocido por la AKC y las principales asociaciones de caninos en el mundo. Hoy en día tiene una nivel de reconocimiento medio dentro de las razas pequeñas o de bolsillo, a menudo es confundido con el Yorkshire.

¿Cuáles son sus características?

Es un perro pequeño. Los machos miden entre 23 y 26 centímetros, mientras que la estatura de las hembras se ubica desde los 21 hasta los 25 centímetros. Su peso no está establecido en el estándar, pero sí se especifica que debe ser acorde a su tamaño y suele estar entre los 3,5 y los 8 kilogramos.

Tiene un cuerpo compacto, moderadamente bajo y largo. Su estructura es refinada, pero con la suficiente sustancia para cazar roedores. Su lomo es fuerte, el pecho tiene una profundidad y una anchura moderadas. Tiene las costillas bien arqueadas. Su cola es de inserción alta, erguida, pero nunca enroscada.

Tiene el cuello refinado, de longitud mediana y levemente arqueada. Su cabeza es de longitud moderada, pero moderadamente ancha entre las orejas. Tiene un mechón de pelo fino y sedoso entre los ojos. Sus orejas son pequeñas, en forma de V. Sus ojos también son pequeños y ovalados. Pueden ser de cualquier color oscuro. Tiene una mirada muy inteligente, típica de los terrier.

Su manto lo distingue entre muchas razas. Es liso, fino y brillante. Tiene una textura sedosa. El largo no es tal como para impedir la movilidad del perro y permite ver la luz debajo de su cuerpo. Se presenta de color azul y fuego.

Así es su comportamiento

Tiene una vivacidad aguda. Se muestra muy activo en todo momento, vigilante de cualquier situación extraña y guardián de todas las esquinas de la casa (es un cazador de roedores). Tiene mucha energía, es normal verlo dando vueltas por toda la casa durante el día.

Disfruta relacionarse con los diferentes miembros de la familia, salta, corre y juega durante el día. Es bueno compañero para lo niños, aunque siempre es importante que se les de el trato adecuado, sin agresiones ni maltratos de los más pequeños. Con los extraños es un poco más distante, pero luego de que entra en confianza, los recibe sin problemas.

Es un perro muy fiel y cercano a su amo. Se muestra bastante obediente y afectuoso. Puede vivir en casas grandes o pequeñas, siempre y cuando esté cerca de su amo. Es bueno para viajar, no tiene problemas para adaptarse al carro, ni a otros espacios en los que deba acompañar a su dueño. Por esta razón es catalogado por mucho como el mejor perro de compañía.

¿Cómo cuidar al Silky Terrier australiano?

Es importante invertir tiempo en su cuidado estético. Su bello pelajes debe ser cepillado al menos dos veces al día, con un peine especial y cuidando que no se forme nudos u enredos a los largos de su cuerpo. El baño debe realizarse cada cinco semanas, con un champú especial para su pelaje y se le deben hacer limpiezas constantes con paños húmedos en zonas delicadas, como las orejas y la parte inferior de los ojos.

Otro punto al que se debe estar atento es al de la alimentación del canino. Preferiblemente debe ingerir solo alimentos especiales para perros pequeños y se debe evitar especialmente darle huesos cocidos o alimentos con un alto contenido de grasa.

Por último, el Silky Terrier necesita un nivel de actividad bastante alto. Su energía se ubica por encima del de otras razas pequeñas o de bolsillo, por lo cual debe salir a pasear al menos dos veces al día, durante una hora o más. Si no se le da el espacio (de tiempo y físico) para que haga ejercicios, puede volverse ansioso y desarrollar conductas no deseadas. Esta raza tiene un fuerte impulso de presa, por lo cual es importante que siempre lleve collar.

Así es su salud

Su expectativa de vida se ubica entre los 12 y los 15 años. Suele ser un perro bastante saludable, pero por predisposición genética puede llegar a presentar problemas de piel, cataratas, diabetes, luxación de rótula y displasia de codo. Asimismo, le puede afectar la enfermedad de Legg-Calve-Perthes (una anomalía en la cabeza) y la lisosomal de almacenamiento (problemas en el sistema nervioso). Por último, puede tener sensibilidad a la altas temperaturas.