Saltar al contenido
Guía de Perros

Schnauzer

El Schnauzer es un polifacético perro alemán. Ha destacado a lo largo de la historia en diversas labores, entre las cuales destaca su participación como transportista y ayudante de la Cruz Roja durante las Guerras Mundiales. Tiene una gran reputación como buen acompañante, su excelente comportamiento y relación cordial con los niños puede tener mucho que ver. Sigue leyendo para que conozcas la historia, las características y muchos detalles más sobre esta antigua raza.

Historia del Schnauzer

Es un perro alemán muy antiguo. Surgió en la Edad Media, de la necesidad de los agricultores de tener un compañero de labores. Los utilizaron para diversas tareas y destacaron como sonadores, pastores, guardianes y cazadores. Incluso participó en las guerras mundiales junto al ejército alemán, como transportista y ayudante de la Cruz Roja. No está claro que razas dieron origen a este perro, pero tiene un parecido superficial con algunos terrier de Gran Bretaña, por lo cual se presume que podrían haber influido en su nacimiento.

Su internacionalización se dio alrededor de 1870, cuando fue incluido en algunas exhibiciones caninas con el nombre de Schnauzer. Desde entonces comenzó a dar de que hablar y no tardó en ser importado a varios país. A Estados Unidos llegaron en 1900, pero no fue sino 20 años después cuando comenzó a ser realmente apreciados por criadores de mascotas. En 1933, AKC impulsó la separación de la raza por tamaños, dando origen a las clasificaciones de Schnauzer miniatura, estándar y gigante.

Características de la raza

El Schnauzer estándar es un perro mediano. Tiene una altura entre los 45 y los 50 centímetros y su peso va desde los 14 hasta los 20 kilogramos. Su cuerpo es vigoroso, más compacto que delgado. Sus patas son rectas, paralelas, no demasiado juntas. Tiene los pies cortos, redondos y con dedos apretados (parecidos a los del gato).

Tiene la espalda fuerte, corta y firme. Su pecho es moderadamente ancho, de corte oval y profundo. Tiene la cola en forma de sable. Su cuello es fuerte, estrecho y con porte noble. La piel de la garganta es adherente y no presenta papada. Su cabeza es fuerte y alargada. Su hocico terminar en forma de una cuña truncada. Tiene la mandíbula poderosa y mordida de tijera. Sus orejas son de inserción alta, las presenta dobladas y caídas. Tiene los ojos de tamaño mediano, forma ovalada y oscuros. Su expresión es vivaz.

El pelo de esta raza es duro, alambrado y tupido. Es de doble capa. La interna es abundante y la externa es un poco más larga, áspera y bien pegada al cuerpo. Tiene barba notable y cejas pobladas, que parece que hacen sombra a los ojos.  Se puede presentar de los siguientes colores: negro puro con lanilla interior negra, o sal y pimienta.

¿Cómo es su comportamiento?

Tiene un temperamento seguro y es tranquilo. Es de buen carácter, tiene buen humor y disfruta los juegos con la pelota y otros objetos. Es un excelente guardián, con sentidos agudos e intrepidez. Tiene mucha inteligencia y muestra una gran disposición para aprender. Muestra prudencia ante situaciones extrañas, pero se mantiene alerta y al resguardo de su familia.

Es fiel y apegado a su amo. También se relaciona muy bien con otros miembros de la familia y lleva relaciones muy especiales con los más pequeños. Tiene gran disposición para el trabajo, tanto cuando vive en casas familiares como cuando se desarrolla en granjas o lugares más rurales. Se adapta bien a diferentes espacios. Es un perro ideal para el acompañamiento, el trabajo y la familia.

Así debe ser su cuidado

El cuidado estético del Schnauzer es algo demandante. Su doble capa de pelo debe ser cepillada y recortada a mano para mantener su resistencia al sucio y la humedad. Si se utilizan máquinas, perderá estas características y hará que se ensucie y se desprenda con mayor facilidad. Asimismo, se debe limpiar semanalmente la zona de su barba, sus orejas y bajos los ojos, para evitar enfermedades y problemas de la piel. Las uñas también hay que revisarlas frecuentemente y recortarlas cuando sea necesario. El baño suele requerirlo cada cuatro semanas.

Por otro lado, esta raza es muy energética. Necesita jornadas largas de ejercicio para mantenerse en buena forma física. También requiere compartir bastantes horas con sus familiares, pues valora mucho el tiempo junto a las personas y lo ayuda a mantener su buen humor y equilibrio mental. Son buenos en deportes caninos como agilidad, caza en el granero, pastoreo y atracción de señuelos. Es buena idea incluirlo en estas actividades.

La salud del Schnauzer 

Esta raza tiene una expectativa de vida entre los 13 y 16 años. Los problemas de salud que presenta con mayor frecuencia son los siguientes: displasia de cadera, trastornos oculares y cardiomiopatía (enfermedad del músculo cardíaco).