Saltar al contenido
Guía de Perros

El Pumi es un perro húngaro. Originalmente se utilizó para el pastoreo y otros trabajos en el campo, pero en la actualidad también destaca como buen compañero. No es muy popular en América, pero algunos país de Europa, como Finlandia, es muy querido. ¿Te gustaría conocer más sobre esta raza que derivó del Puli? Continúa leyendo.

Historia del Pumi

Es una raza húngara. Se originó entre los siglos XVII y XVIII, del cruce entre el Puli, perros de pastoreo y terriers. En un principio era considerada una extensión regional de este perro; pero en el siglo XX fue reconocida como una raza independiente. Se utilizaba para el trabajo en los campos, destacó en la labor de pastoreo.

Fue reconocido por la AKC en julio de 2016, pero en algunos países europeos es popular desde hace varias décadas. En Finlanda es el perros pastor más famoso y aclamado. En Norteamérica es poco conocido, a pesar que desde hace tres años se le permite participar en las competencias de belleza canina en este país.

Características de la raza

Es un perro de tamaño mediano. La altura del macho varía desde los 41 hasta los 47 centímetros. Su peso se ubica entre 10 y 15 kilogramos. La hembra tiene una altura entre 38 y 44 centímetros. Su peso va desde los 8 hasta los 13 kilogramos. Tiene un cuerpo resistente, con musculatura seca, firme y bien desarrollada.

Su espalda es corta, recta y firme. Tiene el pecho plano y profundo. Tiene las costillas un poco arqueadas. Su cola es de inserción alta, de un largo medio y forma una curvatura sobre la espalda. Tiene el cuello de largo medio, un poco arqueado y bien musculado.

Su cabeza es larga y angosta. Tiene el hocico recto, se estrecha hacia la punta, sin llegar a ser puntiagudo. Su mandíbula es poderosa y tiene mordida de tijera. Sus oreja son de inserción alta y las lleva erguidas. Tiene los ojos ovalados, de tamaño medio y color marrón oscuro. Su expresión irradia voluntad y acción.

La piel del Pumi es fuertemente pigmentada y no presenta arrugas. Su pelo es ondulado y forma mechones. Es de doble capa, la interna es suave y la externa es alambrado y fuerte. El largo promedio de su pelo es entre 5 y 7 centímetros en todo el cuerpo. Se puede presentar de los siguientes colores: gris (en todas las tonalidades), negro, leonado (rojo, amarillo, crema) y blanco.

¿Cómo es su comportamiento?

Es un perro con un temperamento infatigable. Le gusta llamar la atención y frecuentemente lo logra con su vivacidad y capacidad de expresión. Es bastante ruidoso, su frecuencia de ladridos es alta. Es muy activo, se mantiene en guardia y atento a todo lo que sucede a su alrededor. Tiene una personalidad muy extrovertida, es cercano a su amo y de buen carácter con su familia.

Con los extraños es reservado, pero no se comporta de manera agresiva. Más bien es cauteloso y está atento a todos sus movimiento dentro del hogar. Aunque por naturaleza es un pastor y tiene mucha energía, se adapta bien a espacios cerrados y pequeños, como apartamentos. Eso sí, necesita mucha actividad física, por lo cual es necesario que cuenta con varios paseos durante el día para mantener su carácter equilibrado.

Así debe ser su cuidado

El Pumi es muy enérgico. Necesita frecuentes paseos y seguramente exigirá algo de actividad en casa. Dos largas caminatas al día y algunos juegos con la pelota en el hogar suelen ser suficientes para que se mantenga bien tanto física como mentalmente. Las pelotas y los discos voladores (frisbee) suelen ser sus juguetes favoritos. Son buenos en los deportes caninos (especialmente obediencia y agilidad), así que esta es una excelente manera de ayudarlo a gastar esa energía extra.

El cuidado del pelo no es tan exigente como se piensa a primera vista. Hay que cepillar su doble capa cada tres semanas aproximadamente. Es importante desenredar y limpiar algunas zonas para evitar la acumulación de sucios y la aparición de enfermedades. Muchos amos decide recortar el pelo en algunas zonas para un mejor desenvolvimiento de su perro. Es buena idea acudir a un peluquero canino o especialista en esta raza para realizarlo.

La salud del Pumi

Esta raza tiene una expectativa de vida entre los 12 y los 13 años. Entre las enfermedades más comunes que presenta se encuentran: luxación de codo, displasia de cadera, luxación patelar, mielopatía degenerativa y trastornos oculares. Este perro también puede presentar obesidad, por lo cual es muy importante controlar su alimentación. Asimismo, es sensible a la aparición de alergia y algunos problemas de la piel.