Saltar al contenido
Guía de Perros

Poodle o Caniche

El Poodle es uno de los acompañante más populares del mundo. Comenzaron como cazadores hace más de 400 años en Alemania, pero hoy en día son principalmente compañeros de familias. Sus cuatro tamaños se adaptan a diferentes circunstancias y su gran inteligencia lo hace destacar entre muchos. Si te gusta esta raza, tienes que seguir leyendo.

Historia del Poodle

Se originó hace más de 400 años en Alemania. Fue creado por cazadores que buscan a un perro inteligente y ágil en el agua para utilizarlo como cobrador. En esta labor se desempeñó en sus inicios y de acá bien el particular corte de pelo que le caracteriza. Los cazadores querían que sus perros tuvieran la capacidad de moverse con facilidad en el agua, pero al mismo tiempo necesitaban que fueran resistentes a las bajas temperaturas. Por esta razón los raparon en la patas, el cuello y zonas que le permitieran un libre movimiento y los dejaron peludos en el resto del cuerpo.

Al salir de esta zona no tardó mucho en calar en el corazón de muchas familias de la alta sociedad europea. En Francia género un gran revuelo, al punto de convertirse en la raza oficial del país. En este territorio de le conoce como caniche. Por esta razón, muchas personas piensan, erradamente, que este es su lugar de origen. El Poodle también se desempeñó como acróbata y en otras labores en circos. Y es el favorito de muchos en sus exposiciones. Hoy en día es una raza muy popular, sobre todo los de tamaño pequeño, que fueron desarrollados en América a principios del siglo XX.

Características de la raza

Existen cuatro tamaños de Poodle aceptados formalmente: grande (mide entre 45 y 60 centímetros),  mediano (entre 35 y 45 centímetros), pequeño o enano (entre 24 y 28 centímetros) y toy (entre 24 y 28 centímetros). Lo único que varía en cada uno es el tamaño, pero las características son casi exactas independientemente de la altura.

En este sentido, el Caniche tiene un cuerpo bien proporcionado (en cualquiera de sus tamaños). Es un poco más largo que alto. Tiene las patas perfectamente rectas y paralelas. Sus pies son pequeños, firmes y en forma de óvalo. Su lomo es firme y musculoso, mientras que su pecho es inclinado hasta la altura de los codos. Tiene la cola de implantación alta, la lleva a la altura del lomo.

Su cuello es sólido, ligeramente arqueado detrás de la nuca y no presenta papada. Tiene la cabeza bien moldeada, ni muy maciza ni muy delicada. Tiene una forma ligeramente ovalada. Su hocico es sólido, bien rectilíneo. Tiene una mordida en tijera y sis dientes son fuertes. Sus orejas son planas y bastantes largas. Caen junto a las mejillas. Tiene los ojos con forma de almendra, son de color negro, pardo o ámbar. Su expresión es ardiente.

Esta raza tiene la piel flexible, sin laxitud y pigmentada. En cuanto al pelaje hay dos variantes: ensortijado y en forma de mechones. El ensortijado es abundante, lanoso, de textura fina y bien rizado. Es elástico, resistente a la presión de la mano y forma bucles regulares. En cambio, el pelo en forma de mechones es igual abundante, de textura fina y lanosa. Pero es más apretado y forma cuerdecillas de por lo menos 20 centímetros de largo. En ambos casos se puede presentar de los siguientes colores: negro, blanco, marrón, gris y leonado.

¿Cómo es su comportamiento?

Es un perro cariñoso, muy cercano a sus seres queridos. Le gusta ser el centro de atención y que lo acaricien durante largos períodos en el día. Tiene un carácter juguetón, pero es bastante independiente. Esto se traduce a que algunas ocasiones ladrará junto a su amo para que le lancen la pelota y otras simplemente no irá a buscarla, aunque ya se la hayan arrojado. Es muy inteligente, lo que hace bastante sencillo su entrenamiento; sin embargo, puede ser algo testarudo. Si no se le imponen reglas desde pequeño puede ser un poco complicado ponerle límites de adulto.

Frente a los extraños es bastante reservado. Mantiene la distancia y no es muy abierto a que lo acaricien de entrada. Tiene buena relación con los niños, siempre y cuando lo respeten. Es el compañero ideal para vivir en casas pequeñas o apartamentos, sobre todo el pequeño o el toy. No le gusta quedarse solo mucho tiempo en el hogar, en esta circunstancia puede desarrollar estrés y volverse algo destructivo. Puede sufrir ansiedad por separación y su frecuencia de ladrido es bastante alta.

Así debe ser su cuidado

El pelo del caniche debe ser bien vigilado. Necesita que se le cepille diariamente, además de que se le quite el exceso de suciedad, que termina convirtiéndose en nudos. El baño debe realizarse cada tres, cuatro semanas. Hay que tener especial atención con la zona de las orejas, suele ser bastante sensible y le afecta si le entra agua. En la zona debajo de los ojos suele acumular sucios, es importante limpiarlo frecuentemente. Después del baño debe ser bien secado, es un perro delicado de la piel. Muchos propietarios de esta raza deciden llevarlo a peluquerías caninas.

Es un perro muy activo. No solo necesita uno o dos paseos largos al día, sino que además demandará ejercicio en casa. Le gusta jugar con la pelota, saltar y aprender algunos trucos. Les gusta la naturaleza, especialmente cuando hay agua. Son excelente nadadores y es un gran ejercicio en el que gastará todo ese exceso de energía. También puede ser un buen compañero de corredores, ciclistas y atletas que se desempeñan al aire libre.

Su salud

El Poodle es un perro bastante longevo. Tiene una expectativa de vida que comienza en los 10 años y puede extenderse hasta los 18. Entre las enfermedades más comunes que presenta a lo largo de su existencia se encuentran: adenitis sebácea, la torsión gástrica y la enfermedad de Addison. Asimismo puede presentar cataratas, displasia de cadera, alergias y epilepsia.