Saltar al contenido
Guía de Perros

Pastor de Beauce

El Pastor de Beauce es un versátil perro de origen francés. Tiene grandes cualidades para el trabajo, y no sólo en el campo, se ha desempeñado como policía, militar y rescatista. También es el compañero preferido de muchas familias en diferentes países, por su carácter noble y protector, especialmente con los niños y las damas. ¿Te gusta esta raza? ¿Quieres conocer todo sobre ella? Sigue leyendo, conseguirás su historia, sus características y muchos detalles más.

Historia del Pastor de Beauce

Es un perro francés. Su nombre proviene de una región agrícola al suroeste del país. Su origen se remonta a la Edad Media, cuando fue utilizado mayormente para el pastoreo.

Desde entonces, es mucha el agua que corrió bajo el puente. Se ha desempeñado como policía, guardián, rescatista, compañero y como militar. En este rol es probablemente en el que más brilló, pues estuvo presente durante la Primera Guerra Mundial y quedó inmortalizado en una foto del Museo de Historia británico saltando una trinchera.

Por un tiempo simplemente fue conocido como ovejero francés, pero en 1896 las autoridades francesa convinieron dividir a sus perros por sus características. De esta manera, surgieron dos grupos:  los de pelo corto, que fueron llamados Pastor de Beauce y los de pelo largo, que se les denominó Briard. A partir de este punto se comenzaron a desarrollar movimientos separados alrededor de esta raza.

En 1922 se creó el primer club del Pastor de Beauce, poco después se escribió el estándar de la raza y comenzó a viajar a diferentes lugares del planeta. Hoy en día es conocido como un perro que ha conquistado corazones a los dos lados del Atlántico, tanto por su versatilidad para el trabajo como por su buena conducta en el hogar.

Características de la raza

Es un perro grande. El macho mide entre 65 y 79 centímetros. La hembra tiene una estatura que va desde los 61 hasta los 69 centímetros. El peso de esta raza se ubica entre 30 y 50 kilogramos. Tiene un cuerpo bien construido, poderoso y rústico. Sus patas son bien aplomadas, con muslos anchos, antebrazos musculosos y pies redondos y compactos.

Tiene la cola en forma de J y es de inserción baja. Su espalda es recta y su pecho es amplio, alto y largo. Tiene el cuello musculoso y armoniosamente unido a los hombros. Su cabeza es ligeramente redonda, está bien moldeada. Su hocico no es estrecho ni puntiagudo. Tiene la mandíbula fuerte y en forma de tijera. Sus orejas son altas y las puede llevar semierguidas o colgantes. Tiene los ojos ovalados y generalmente son de color marrón. Su expresión es franca y amigable.

Tiene el pelo corto, liso, fuerte y tupido. En los glúteos y en la cola se le forman algunos flecos. Posee una capa interna fina, densa y aterciopelada. Se presenta de los siguientes colores: negro y fuego (color leonado) y Arlequín (azul mirlo y color leonado).

¿Cómo es su comportamiento?

Tiene un carácter sensato y audaz. Es un perro muy inteligente, si se le ponen reglas y límites desde cachorro puede llegar a ser muy obediente. De lo contrario, es muy dominante y algo terco. Es gentil y cariñoso en el hogar. Desarrolla buenas relaciones, especialmente con los más pequeños. También es muy querido por las damas de la casa.

Es un buen guardián, siempre está atento a lo que sucede a su alrededor. Es versátil, se desempeña muy bien en el campo y también es capaz de aprender otras labores para desempeñar en la ciudad o en el hogar. Por eso ha destacado como policía, militar y rescatista a lo largo de los años.

Así debe ser su cuidado

El Pastor de Beauce es muy atlético. Requiere una gran cantidad de ejercicio para poder desarrollar y mantener su buen físico. Dos paseos al día puede que no sean suficiente, siempre dependerá del ritmo de vida que lleve en el hogar y de la intensidad de la actividad.

Además es un perro desarrollado para el trabajo, que adquiere hábitos y tiene la capacidad de entender su entorno. Se dice que en el campo es capaz de hacer sus labores de pastoreo, siempre a la misma hora, sin necesidad de una orden. Por esta razón, si vive como acompañante, también necesita que se le asignen tareas o se desarrollen actividades donde emplee su capacidad mental.

El pelo de esta raza es corto, resistente al agua, rústico y funge como capa protectora para condiciones complicadas. Esto hace que sea de fácil mantenimiento, pues no se enreda ni se ensucia con facilidad. Sin embargo, hace dos mudas al año y en estas épocas es necesario que se cepille con mayor frecuencia para evitar que toda la casa se llene de pelos muertos.

La salud del Pastor de Beauce

La expectativa de vida de esta raza se ubica entre los 10 y los 12 años. Entre los principales padecimientos que puede presentar a lo largo de su existencia se encuentran: displasia de cadera, problemas cardíacos, enfermedades de los ojos y alergias.