Saltar al contenido
Guía de Perros

Mastín Tibetano o Dogo del Tíbet

octubre 11, 2018

El Mastín Tibetano o Dogo del Tibet es un perro fuerte, alerta y gran guardián. Es muy fiel a sus familias y puede adaptarse a diferentes lugares para vivir. También es muy independiente, algo testarudo y de maduración tardía. ¿Te interesa conocer más sobre esta antigua raza china? Sigue leyendo e infórmate de todo lo que debe saber sobre este canino gigante.

¿Te gusta esta raza de perros? Valórala 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, promedio: 5,00 de 5)

Cargando…

Origen del Mastín Tibetano

El Mastín Tibetano es considero como el padre de la mayoría de las razas grandes de montaña y mastines. Su origen es incierto, pero hay registros de un perro grande que pudo haber sido su antepasado en el año 1100 antes de Cristo en China. Se cree que este canino acompañó a los ejércitos persas, griegos y romanos. Después de los conflictos se piensa que viajaron al Himalaya, donde permanecieron ocultos durante varios siglos, al servicio de las personas del Tíbet, como perros pastores y guardianes de monasterios.

Aristóteles (384 – 322 a.C) y Marco Polo (1.271 d.C) alabaron en sus escritos a un perro de gran fuerza y tamaño; pero antes de 1800 se le permitía el ingreso a pocos occidentales a esta zona. En 1806 Samuel Turner publicó un libro y también mencionó un perro de gran tamaño. Con la invasión China a esta zona, muchos de estos perros viajaron a la India y justo de esta zona Charles Hardinge, que era virrey, le envió un canino de estos a la reina Victoria en 1847. Tiempo después, The Kennel Club nombró a este perro grande del Tíbet como Mastín Tibetano.

Meses más tarde, el entonces Príncipe de Galés (luego sería el rey Eduardo VII) importó dos perros de esta raza y los exhibió en el Alexandra Palace Show. A partir de ahí comenzó a crecer la popularidad de estos caninos, sobre todo en personajes de la alta sociedad y la política del país. En 1928 se fundó la primera asociación de al raza y se estableció el primer estándar de la raza. Su llegada a Estados Unidos y otros países del continente no se dio sino después de la Segunda Guerra Mundial; pero no tardó en establecerse.

Estas son sus características

Es un perro considerado en la categoría de razas gigantes. Su altura mínima es de 66 centímetros como mínimo en el caso de los machos y 61 centímetros en el caso de las hembras. El peso no se especifica en el estándar de la raza, pero está entre los 34 y 73 kilogramos. Tiene un cuerpo imponente, grande, pesado y bien construido.

Su espalda es recta y musculosa. Tiene el pecho bastante profundo y desciende más abajo de los codos. Sus patas son fuertes, musculosas y largas. Su cuello es musculoso, arqueado y con poca papada. Está cubierto por una melena de pelos espesa. Es menos tupida en el caso de las hembras. Su cola es de un largo medio y de inserción alta.

Su cabeza es ancha y pesada. Puede presentar una arruga que desciende desde los ojos hasta los labios. Su hocico es ancho y la mandíbula fuerte, con mordida de tijera. Sus orejas son medianas, triangulares y colgantes. Tiene los ojos medianos, separados y ovalados. Son de cualquier tono de marrón y varía dependiendo del color del manto.

Su pelo es áspero y grueso. Es liso, pero duro. En la zona del cuello y de los hombros es abundante, dando la apariencia de melena. En la cola se presenta bastante tupido y en las patas traseras tiene notables flecos. Los colores en los que se presenta son: negro intenso con o sin marcas fuego; azul con o sin marcas fuego; dorado, desde bayo intenso a rojo profundo y sable. Puede tener manchas blancas en las patas o en el pecho.

¿Cuál es el carácter del Dogo del Tíbet?

Es un perro muy independiente, pero no es lejano con su familia. Es sumamente leal y algo territorial. Su carácter es muy protector e impone respeto con su gran tamaño. Se mantiene constantemente en alerta y su frecuencia de ladridos es bastante alto. Esto lo hace un excelente guardián para hogares pequeños y espacios más abiertos. Pero también puede ser un problema a la hora de recibir visitas en tu hogar, pues les cuesta recibir a los extraños.

No tiene problemas para socializar con otros perros, sobre todo cuando son de igual tamaño. Es un poco lento de madurar, alcanza su plenitud a los 2 o 3 años la hembra y por lo menos a los 4 años el macho. Esto lo hace un buen compañero para los niños; sin embargo, es importante tener presente que por su gran tamaño puede lastimar sin querer a los más pequeños.

Se adapta bien a diferentes espacios para vivir y puede acostumbrarse a distintos tipos de clima. No le agrada estar mucho tiempo solo, pero tampoco es un perro que estará todo el día encima de ti. Puede ser algo destructivo, sobre todo antes de los tres años. Con su fuerte mandíbula puede mordisquear y dañar algunas de las cosas de la casa. También le encanta hacer huecos en el jardín.

Es algo testarudo y aunque disfruta tu compañía, suele estar por su lado. Puede ser algo difícil de entrenar, muchas veces le cuesta respetar las reglas o puede intentar saltarse los límites con su increíble. Es importante que sea socializado desde pequeño para que puede desarrollar la actitud deseada.

Así debes cuidarlo

En la parte estética, se debe prestar especial atención al mantenimiento de su pelaje. Tiene que ser cepillado al menos tres veces a la semana y en su época de muda debe peinarse a diario. El baño se tiene que realizar cada 6 u 8 semanas.

En cuanto al resto de los cuidados, se debe tomar en cuenta lo importante que es la actividad física para el Mastín Tibetano. Apreciará mucho si cuenta con un espacio grandes en casa (jardín o patio) en el cual pueda correr durante el día; pero además debes darles al menos dos largos paseos durante el día. Le gusta mucho la naturaleza, incluye lugares en los que esté presente. 

Es un perro gigante, es importante que piense bien en el lugar en el que descansará. Asimismo, su alimentación es superior a la de la mayoría de las razas, planifica bien su dieta junto a un especialista para que pueda desarrollarse como es debido. 

¿Cómo es su salud?

Su esperanza de vida se encuentra entre los 11 y los 14 años. Es un perro bastante sano, por su gran tamaño uno de los principales que sufre es la displasia de cadera. También puede desarrollar , hipotiroidismo, entropión, y problemas neurológicos a lo largo de su vida.

¿Te gusta esta raza de perros? Valórala 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, promedio: 5,00 de 5)

Cargando…

También estamos en Facebook e Instagram para que puedas compartir con nuestra comunidad.