Saltar al contenido
Guía de Perros

Komondor

octubre 15, 2018

Komondor es un amigo gigante. Tiene una gran inteligencia y gran facilidad para el trabajo. En los hogares se muestra como un perro leal, atento y siempre atento al cuidado de cada uno de los miembros de la familia. Es una de las razas más puras y que más ha conservado su gen original. Con su porte y sus largos rastas blancos no pasará desapercibido ante la mirada de prácticamente nadie. Sigue leyendo y conoce todos los detalles de esta raza húngara.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)

Cargando…

Historia del Komondor

Es un perro de Hungría y su origen es muy antiguo. Está relacionado con la llegada de las tribus Magyar a este país en el año 900 antes de Cristo. Se cree que es un descendiente directo del Aftscharka ruso, aunque también ha sido relacionado con perros chinos.  Lo cierto es que es conocida como una de las razas más puras y que más ha conservado su esencia original a lo largo de los años.

Desde sus inicios destacó como perro pastor y con el pasar de los años también fue empleado para otras actividades, como la vigilancia y el cuidado del ganado. Su característico pelaje le ayudó en la lucha contra los depredadores (lobos, coyotes y otros animales) en esta ardua labor diaria.

Se dice que el primer país al que fue exportado fue Alemania y pronto comenzó a hacerse popular en diferentes partes del mundo por su buenas labores en el campo. A Estados Unidos habría llegado alrededor de 1930.

La Segunda Guerra Mundial fue una época dura para esta raza, al igual que para muchas otras; sin embargo, su extensión por el mundo permitió que fuera conservada. En la actualidad no es un perro muy popular, pero todavía es utilizado para el trabajo y se ha ganado una gran distinción como buen acompañante.

Estas son sus características

Es un perro gigante. El tamaño mínimo para los machos es de 70 centímetros y su peso varía entre los 50 y 60 kilogramos. En el caso de las hembras, su estatura no es menor a los 65 centímetros y pesan desde los 40 hasta los 50 kilogramos. Por su gran pureza, esta raza no se sale de estos estándares. Tiene un cuerpo musculoso y bien construido. Su espalda es corta y su pecho es profundo y fuerte.

Tiene una cola de inserción baja y tiene una leve curvatura. Su vientre es recogido. Las patas son robustas, están bien separadas y sus patas son grandes, con dedos juntos. Tiene el cuello musculada y su cabeza es amplia, pero bien proporcionada con el cuerpo. Su hocico es mediano, tiene el stop bien marcado y la nariz negra.

Tiene mordida en tijera y completa.  Sus orejas tiene forma de V y cuelgan a media altura. Los ojos son mediano, de color marrón oscuro y con el borde negro. Su tupido pelaje dificulta la visibilidad de su expresión.

Tiene un manto largo, compuesto por dos capas: una externa rústica y una interna más suave. Tiene largos mechones, con tendencia a enmarañarse. El pelo es tupido, ondulado y con cordones. Las zonas más largas son en el lomo y en la parte posterior de los muslos. Es de color marfil.

Así se comporta el Komondor

Tiene un temperamento inquebrantable. Es un perro muy valiente, siempre enfocado en el cuidado del rebaño, que en casa no será otro que su familia. Vive en constante alerta y avisará con sus ladridos ante una situación atípica.

Es algo desconfiado con los desconocidos, con sus allegados puede llegar a desarrollar una relación cercana; pero nunca dependiente. Es bastante territorial, por lo que no maneja muy bien la presencia de otros animales cerca de su espacio. Tiene bastante energía y es de maduración tardía.

Es una raza muy inteligente, puede llegar a ser algo testaruda, por lo que necesita un amo fuerte y dispuesto a imponer los límites. Son adecuados para niños grandes, que lo respeten y entiendan como relacionarse con un perro. Es un perro grande y su naturaleza es para desenvolverse en espacios abiertos. No es ideal para casas pequeñas o apartamentos.

¿Cómo cuidarlo?

A pesar de que es un perro gigante, necesita altos niveles de actividad física. Su naturaleza es el pastoreo, por lo cual demandará espacio físico y de tiempo para gastar toda su energía. Un paseo al día no es suficiente, debes sacarlo al menos dos veces y trata de incluir espacios con naturaleza, te lo sabrá agradecer. Es un perro ideal para desenvolverse en casas con jardines o patios grandes, o en espacios rurales. Es importante que también lo involucres en actividades que impliquen el uso de su gran inteligencia. 

Para el cuidado estético lo más importante es su pelaje. Sus particulares cordones no necesitan cepillado, pero si requieren un cuidado especial, sobre todo en los primeros años de vida, cuando están comenzando a desarrollarse. Es importante que los separes con los dedos y que estés atento a la suciedad o humedad que puede acumular en esta zona y puede generarle enfermedades.

El baño también es bastante trabajoso, sobre todo en la edad adulta, cuando ya desarrollo su largos rastas. Si decides hacerlo tú mismo, es importante que dediques todo el tiempo que sea necesario para que no queden partes húmedas. Las peluquerías caninas son una gran opción para esta raza. Por último, vigila su alimentación, al ser una raza gigante necesita una cantidad mayor a la de otros perros; sin embargo, tampoco puedes permitir que se exceda en las dosis. Asesórate con un veterinario para diseñar su plan alimenticio ideal.

Su salud

El Komondor vive entre diez y doce años. No es un perro como desarrolle demasiados problemas de saludo a lo largo de su vida por su predisposición genética. Su gran tamaño y sus niveles de ejercicio pueden hacer que desarolle displasia de codo y de cadera. Asimismo, es algo delicado con lo alimentación y puede llegar a presentar torsión gástrica. Por último, su particular pelaje, cuando no se cuida como es debido puede ser una cuna para la aparición de infecciones o enfermedades en la piel.