Saltar al contenido
Guía de Perros

Doberman

octubre 2, 2018

Es un perro guardián, inteligente y cercano a su dueño. Nació en Alemania, pero por sus grandes cualidades se ha expandido por diferentes lugares del mundo. Ha sido utilizado para distintas labores en las fuerzas públicas, por su obediencia y gran inteligencia, la cual le permite además ser educado para llegar a convertirse en un gran compañero en el hogar. Sigue leyendo y entérate todo lo que debes saber de esta joven y famosa raza.

Historia del Doberman

No es una raza muy antigua, su origen se dio a finales del siglo XIX, cuando Karl Friedrich Lous Doberman se dio a la tarea de crear una raza que le sirviera de protección para los peligros de su trabajo. Se desempeñaba como vigilante de una perrera y como cobrador de impuestos en Alemania, lo cual le ocasionaba unos cuantos problemas a diario.

No se conoce a ciencia cierta que razas se cruzaron para conseguir esta raza, pues Doberman no llevaba un registro detallado como criador; sin embargo, se cree que el Rottweiler el Pincher (antecesor del Pastor Alemán) y el Manchester Terrier tuvieron mucho que ver en los primeros ejemplares. También pudieron haber intervenido otros perros mestizos del lugar en el que trabajaba.

Lo cierto, es que dio con un perro con el carácter que buscaba: alertas, temerarios y leales. Sin embargo, estéticamente era diferente al que se conoce hoy en día y fueron otros criadores, entre los que destacó Otto Göller, fueron los encargados de moldear el físico de este perro. En principio era conocido como Thuringer Pinscher o Polizeilicher Soldatenhund; pero luego de la muerte de su creador, recibió el nombre de Doberman.

Se dice que el Greyhound, el Gran Danés y el Weimaraner le dieron el toque de elegancia que necesitaba. Con los años esta raza ganó gran notoriedad y llegó fue exportando principalmente a Estados Unidos alrededor de 1908. Tiempo después tocaría el punto más alto de fama durante la Segunda Guerra Mundial, pues tanto el ejercito alemán como el estadounidense lo emplearon para labores de combate.

Sus características

El Doberman es un perro gran. Mide entre 63 y 72 centímetros de alto y su peso varía desde los 32 hasta los 45 kilogramos en su etapa de adulto. Tiene un cuerpo musculoso, patas largas y poderosas y un porte muy elegante. Su pecho es grande y profundo y su espalda es corta, pero robusta. Su cola es de inserción alta y la mayoría de las veces se la amputan cuando es cachorro.

Tiene la cabeza en forma de cuña, con poco stop y su hocico es mediano. Su mandíbula es fuerte, tiene mordida de tijera y dientes grandes y afilados. Tiene ojos medianos y ovalados, con una mirada profundo. Sus ojos generalmente son negros, pero también se pueden presentar en otras tonalidades oscuras. Sus orejas son triangulares, largas y erguidas.

El pelaje del Doberman es muy tupido, corto, liso y seco. Se presenta mayormente en un tono negro, pero también puede ser marrón oscuro. En ambos caso tiene una marca bien definida en la parte de abajo y de las patas color rojo óxido.

¿Cómo es su comportamiento?

Es un perro guardián, que siempre está activo y que no dudarán en avisar ante un movimiento extraño dentro o en los alrededores de la casa. No es un perro peligroso para su entorno, como muchas personas piensan por la fama que le han dado a lo largo de los años, debido a la mala crianza de muchos propietarios que buscan esta raza para fines no deseados. En la casa puede llegar a ser un perro dulce, cercano y muy leal a las personas que lo rodean. Es algo dependiente del calor humano y dominante.

Es muy inteligente, tiene facilidad para aprender y si se entrena puede ser muy obediente. Tiene un carácter territorial, suele ser distante y desconfiado con las personas que no conoce. Son muy activos, por lo cual se adaptan mucho mejor a espacios grandes y rurales, que a apartamentos o casas muy pequeñas. En cuanto a su relación con los niños no es una raza muy paciente, pero tampoco los rechaza de entrada.

Su relación con otros perros no es buena, aunque siempre con educación y socialización desde que son cachorros se puede lograr que tenga un buen comportamiento en este apartado.

¿Cómo cuido al Doberman?

Es un perro muy activo, necesita un buen espacio para jugar y hacer ejercicio; además de que es necesario que le des varios paseos durante el día. No solo necesitan estimulación física, también es importante que planifiques actividades que le permitan desarrollar toda su capacidad mental. La principal razón por la cuales el Doberman desarrolla conductas no deseadas es por no cumplir con estos principio.

El Doberman es una raza muy inteligente, tiene una gran capacidad de aprendizaje, por eso ha desarollado importante papeles a lo largo de la historia como perro policía y en el ejército. Aprovecha sus espacios de distracción para enseñarle órdenes básicas y de buen comportamiento con premios y estímulos positivos.

Por otro lado, es importante que cuides el lugar donde descansará tu Doberman, es un perro que necesita donde correr en el día, pero no es recomendable que duerma en exteriores. No tiene un pelaje que le permita adaptarse a bajas temperaturas y puede tener problemas si duerme en superficies muy ásperas o duras.

Asimismo, es un perro grande y con un gran gasto físico, es importante que le suministres todos los nutrientes que necesita. Así que vigila su dieta. Los cuidados estéticos no son demasiado complicados; sin embargo, es importante que lo cepilles periódicamente para evitar que toda la casa se llene de pelos. El baño debe ser cada cuatro o cinco semanas.

Así es su salud

La expectativa de vida de esta raza es de 10 a 12 años. Entre las enfermedades que mayormente presenta se encuentran: problemas de columna, torsión gástrica, displasia de cadera y problemas cardíacos. También puede tener problemas cutáneos, lo cual le provoca alergias, hongos y parásitos en diferentes partes del cuerpo.

Asimismo, la enfermedad de von Willebrand, el hipotiroidismo y el síndrome del doberman azul  (alopecia en perros con el pelaje de este tono) pueden presentarse en diferentes etapas de su vida.