Saltar al contenido
Guía de Perros

Cocker Spaniel Inglés

El Cocker Spaniel Inglés es un lindo compañero y efectivo cazador. Destaca en el campo y se ganar el corazón de sus familiares en el hogar. Su gran belleza también le ha permitido brillar en exposiciones caninas y otro ámbitos. Es un perro muy inteligente, bastante dócil y fiel a su amo. Si te gustaría conocer todo sobre esta raza, sigue leyendo.

Historia del Cocker Spaniel Inglés

Es una raza que derivó del Spaniel, un tipo de cazador criado en Inglaterra a partir de perros españoles. Data de hace unos cuantos siglos atrás, se cree que se utilizaba en la caza con flechas y otros instrumentos antes de la invención del rifle. Pero se desarrollaron muchos tipos de caninos a partir del gen original. Por esta razón se hizo un primer intento para separarlos por capacidades: Spaniel de tierra y Spaniel de agua.

El universo y la diversidad de esta raza todavía era demasiado amplia. En el siglo XIX, con el aumento de exposiciones y la formalización de muchas razas, se hizo un nuevo esfuerzo para clasificar al Spaniel. Luego de un sondeo se reconocieron formalmente el Springer Spaniel, Field Spaniel y el Cocker Spaniel.

De este último, un grupo partió a Estados Unidos y se perfiló como compañero (disminuyendo su tamaño, cambiando su pelaje y modificando un poco su carácter). Para diferenciarlos, se hizo una nueva clasificación: el Cocker Spaniel Inglés y el Cocker Spaniel Americano. En la actualidad, el inglés goza de menos popularidad que su primo estadounidense.

Características de la raza

Es un perro mediano. La estatura del macho se ubica entre los 39 y los 41 centímetros. La hembra tiene una altura que va desde 38 hasta 39 centímetros. Para ambos géneros, el peso ideal está alrededor de los 14 kilogramos. Tiene un cuerpo fuerte y compacto. Sus patas son cartas, de huesos fuertes y cortas. Tiene los pies sólidos y la forma es parecida a la de un gato.

Su lomo es corto y amplio. Tiene el pecho desarrollado y el tórax profundo. Sus costillas están bien arqueadas. Su cola es de inserción alta, levemente curvada y la lleva a nivel del cuerpo (nunca por encima). Tiene el cuello moderadamente largo y musculoso, sin papada.

Su cabeza está bien bien moldeada, no es muy tosca ni muy fina. Sus oreja son de forma lobular, se insertan a la altura de los ojos y son largas. Extendidas llegan a la punta de la nariz y están bien cubiertas de pelo largo y sedoso.  Tiene el hocico cuadrado y su mordida es en forma de tijera. Su trufa es bastante ancha, lo que lo dota de un gran olfato. Sus ojos son llenos, pero no prominentes. Pueden ser de color marrón o avellana. Tiene una expresión inteligente, dulce y alerta.

El Cocker Spaniel Inglés tiene el pelo liso y sedoso. En las patas y en algunas zonas del cuerpo se presenta en forma de flecos. Puede ser de color sólido (rojo; dorado, hígado (chocolate), negro y fuego, hígado y fuego), bicolor (negro y blanco, naranja y blanco, hígado y blanco, limón y blanco), tricolor (negro, blanco y fuego, hígado, blanco y fuego) y ruano (azul ruano, naranja ruano, limón ruano, hígado ruano, azul ruano y fuego, hígado ruano y fuego ruano).

¿Cómo es su comportamiento?

Es una raza muy amable. Suele ser bastante dócil y alegre con sus familiares. Con su particular movimiento (menea la cola) y su gran dulzura se gana con facilidad el corazón de sus allegados. Y lo disfruta, es un perro que ama el calor humano y no disfruta pasar mucho tiempo solo. A tal punto que suele desarrollar ansiedad por separación y puede volverse algo destructivo en el hogar si se le deja sin compañía por largos ratos. Normalmente tiene un buen vínculo con los más pequeños de la casa, pero no soporta las travesuras o maltratos.

Con los extraños es mucho más reservado, aunque nunca se muestra tímido. Puede adaptarse a vivir en diferentes espacios, pero es un perro mur enérgico, que necesita tanto actividad física como mental con bastante frecuencia. Si se le brinda el espacio y el tiempo necesario, no tiene problema para acostumbrarse a un apartamento o casa pequeña. Si se desarrolla en una zona rural, sacará lo más básico de su naturaleza. Tiene un instinto de presa alto, por lo cual no dudará en perseguir a animales pequeños y es muy valiente en zonas boscosas o matorrales.

Así debe ser su cuidado

El cuidado estético del Cocker Spaniel Inglés es más exigente que el de otras razas. Su bello y característico pelaje requiere dedicación y esfuerzo para mantenerse de buena forma. Este perro debe ser cepillado cuidadosamente al menos dos veces por semana. Es importante estar atento y retirar cualquier sucio u objeto que pueda provocar la formación de nudos.

En la zona de las patas, la cola y otros lugares, muchos propietarios eligen rebajar los pelos, para mantener mayor limpieza. Asimismo, se debe prestar especial atención a las orejas, donde suele acumular bastantes desperdicios. Las uñas de este perro crecen particularmente rápido, se deben corta al menos una vez al mes.

Por otro lado, esta raza es bastante activa. Requiere de al menos un largo paseo al día para mantenerse en buen estado físico y mental. Adora la caminatas junto su dueño y disfruta de algunos juegos en el hogar. Es importante que se desarrolle en espacios cerrados y que tenga su cadena, para evitar que su instinto de presa lo lleve a correr tras una posible presa, desobedeciendo las órdenes de su amo.

La salud del Cocker Spaniel Inglés

La expectativa de vida de esta raza se ubica entre los 12 y los 14 años. Entre los principales problemas de salud que suele presentar se encuentran: atrofia retiniana progresiva, displasia de cadera, nefropatía familiar y neuropatía. Asimismo, es bastante delicado  de las orejas. Puede desarrollar infecciones y otros problemas en esta zona si se deja que se le acumule suciedad. Por último, el Cocker Spaniel Inglés es muy goloso y puede desarrollar obesidad.