Saltar al contenido
Guía de Perros

Chihuahua o Chihuahueño

septiembre 28, 2018

El Chihuahua es conocido hoy en día como el perro de las celebridades, debido a que varios personajes públicos han desfilado con ejemplares de esta raza. También se han realizado algunos largometrajes con su presencia, lo que le han dado gran notoriedad mundial. Pero es un perro con mucha más historia y tiene cualidades únicas que le ubican como el favorito de muchas familias. ¿Quieres conocer más? Sigue leyendo.

¿Cuál es el origen?

El origen del Chihuahua o Chihuahueño es incierto. No hay discusión sobre que su desarrollo se dio en suelo mexicano, pero hay varias teorías sobre sus primeros pasos en este territorio. La que más fuerza tiene lo sitúa como descendiente directo del Techichi, una raza extinta que fue criada por los Tolteca, antigua civilización que procedió a los Aztecas en el centro de México.

Según esta hipótesis su nombre se debe a que alrededor del año 1850 unos arqueólogos consiguieron las primeras representaciones de perros de la época azteca en Casas Grandes. Eran muy similares a los que en ese momento vendían los campesinos mexicanos a los extranjeros y como esta zona queda en el estado de Chihuahua comenzaron a llamarlos de esa manera.

La otras teorías apuntan que pudo haber pisado este territorio con la conquista europea que su nacimiento se dio gracias al cruce entre un animal local y los perros crestados chinos, que llegaron a México a través del estrecho de Bering.

Estas son sus características

Es un perro pequeño, su estatura puede variar entre los 15 y los 25 centímetros. Es muy liviano, pesan apenas entre 1,5 y 3 kilogramos. Lucen endebles y una de sus características principales así lo confirman: su frágil cabeza. El Chihuahua tiene un cráneo que no se consolida hasta la adultez, algunos incluso no llegan a osificarse. Por esta razón es posible conseguir partes muy blandas en la cabeza de este perro.

Sus ojos son grandes y saltones. Su cuerpo es muy delgado, las patas son finas y el tronco es algo alargado. Sus orejas son triangulares, están erguidas y bien separadas. El amaño y la forma de la cabeza puede variar, hay uno con la testa venado y otros con testa de manzana.

También el pelaje de esta raza es distinto, puede ser largo o corto, liso u ondulado. Asimismo se presentan de múltiples colores: blanco, crema, arena, rojo, canela, chocolate, negro, azul, gris y otros. Pueden ser de un solo tono o hasta de tres.

¿Cómo se comporta?

El Chihuaha es muy inquieto, siempre está en alerta y es algo desconfiado con su entorno. Suele desarrollar una relación muy cerca con su dueño, al punto de que puede ser algo celoso y posesivo. A pesar de su diminuto tamaño es valiente y puede intentar enfrentarse a personas u otros animales grandes para defender a sus allegados. Tampoco dudará en ladrar y ponerse en guardia ante cualquier ruido o situación extraña en la casa.

Dependiendo de su crianza y el proceso de socialización, esta raza puede ser dulce o algo maliciosa.  Es un perro inteligente, aprende rápidamente y es muy astuto. No son una buena opción para lo niños pequeños, porque es un perro débil y no tiene mucha tolerancia.

Puede relacionarse bien con perros similares, pero no tanto con otros razas y tampoco con animales de otras especies.

Es una raza para espacios cerrados, sufren de frío y son muy frágiles para convivir en lugares rurales, patios o jardines.

Así debe ser cuidado

El Chihuahua tiene el cráneo incompleto hasta los seis meses de edad, debes proteger esta parte de su cuerpo en todo momento. Suele sufrir de frío, sobre todo el de pelo corto. Por esta razón es importante que siempre tengas algo a disposición para cubrirlo. Existen innumerables prendas en el mercado para vestirlo, es buena idea adquirir algunas. Es recomendable que lo enseñes desde pequeño a esta acción, de lo contrario intentarán quitarse la ropa mientras tiemblan por la temperatura.

Es un perro activo, pero su tamaño es una ventaja para el ejercicio. Puedes jugar y programar actividades físicas para él dentro de tu propio hogar; aunque nunca debes dejar de sacarlo al menos una vez al día, para que socialice, cambie de ambiente y mantenga su carácter ideal. No olvides que es muy frágil, no lo sometas a movimientos bruscos y quita cualquier obstáculo con el que puede golpearse.

También es importante que cuides su alimentación, pues es un perro que puede sufrir de hipoglucemia (azúcar baja en sangre), por lo cual es recomendable que su comida sea en porciones pequeñas y equilibrada. Asimismo se la deberías suministrar entre 4 y 5 veces al día. Tiene mucho apetito, así que cuida muy bien las porciones, ya que si gana peso desarrollará problemas en sus articulaciones y otras partes frágiles de su cuerpo.

La estética de esta raza es fácil de cuidar, no es necesario cepillarlo tan seguido, con unas dos veces por semana suele ser suficiente. Son bastante limpios, así que tampoco te exigirá bañarlo tan a menudo. Algo que debes tener en cuenta al momento de la ducha es que suelen tener el pelaje un poco seco, por lo cual le favorecen productos hidratantes.

Así es la salud del Chihuahua

El Chihuahua es uno de los perros con mayor expectativa de vida, pues pueden alcanzar hasta los 18 años de existencia; sin embargo, hay varios problemas que pueden enfrentar a lo largo del tiempo. Por lo grande de sus ojos y su cercanía con el piso suelen tener problemas oculares. Debido a su fragilidad ósea también suelen presentar luxación de codo y oscilación de rótula.

Asimismo, pueden padecer: aladar partido, epilepsia, hernia discal, hidrocefalia, hemofilia A y problemas del corazón, entre otras dificultades.