Saltar al contenido
Guía de Perros

Bull Terrier

septiembre 29, 2018

El Bull Terrier es un perro fiel, muy activo y presume de una salud resistente. Este perro de origen inglés necesita una alta actividad física, pero se adapta muy bien a espacios pequeños. Es un gran guardián y no tiene mala relación con los niños. Si quieres saber si es la raza que estás buscando para que te acompañe día y noche, sigue leyendo para que conozcas todo sobre este canino.

¿Te gusta esta hermosa raza de perro? califícala

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)

Cargando…

La historia del Bull Terrier

El origen del Bull Terrier se remonta al siglo XIX y está relacionado con la historia del Bulldog Inglés. En esta época se prohibió la presa de toros, un cruel deporte que era muy popular en Gran Bretaña y enfrentaba a perros con toros. Pero casi a la par nacieron otros enfrentamientos de caninos, con otros animales en un principio y luego entre ellos. Un grupo de criadores tomó al Bulldog Inglés y lo cruzó con el Terrier, en busca de una canino feroz, pero mucho más ágil. Así nació el Bull and Terrier.

Esta raza era bastante distinta a la que se conoce actualmente, pero James Hinks, un criador que vivía en Birmighan, se empeñó en conseguir un perro capaz de pelear y de agradar a la vista, pues quería que participara también en competencias de belleza. Por esta razón lo ligó con el extinto White English Terrier y dio con un perro muy parecido al que se conoce hoy en día; excepto por su característica cabeza ovalada.

Bull Terrier

Para entonces se le denominada “raza de Hinks” y luego se le empezó a llamar “Caballero Blanco”, pues parte de su selección consistió en borrar cualquier color de su cuerpo. El propio Hinks le nombró Bull Terrier. No se sabe a ciencia que otro cruce se hizo para dar con la raza actual; pero se dice que el Pointer Español, el Border Collie, el Greyhound y hasta el Dálmata (a través de un proceso artificial) pudieran tener que ver.

Bull Terrier

El primer Bull Terrier idéntico al moderno que se conoce es de 1917 y se llamó Lord Gladiator. En esa época el perro blanco tenía tendencia a problemas de salud concretos, por lo cual se ligó para generar la llegada de otros colores en la raza. En 1992 se aceptó una variante de la raza, el Bull Terrier miniatura.

Estas son sus características

Es un perro mediano, que mide entre 45 y 55 centímetros. Puede pesar desde los 25 hasta los 45 kilos en su etapa de adultez. Su cuerpo es corto y musculoso. Tiene una espalda ancha, patas bien formadas y cola media, la cual es ancha al principio y fina al final. Sus orejas son erguidas, triangulares y con la punta caída. El cuello es fuerte y no tiene papada.

Una característica única y resaltante de esta raza es su cabeza en forma de huevo y sin depresión naso-frontal. Sus ojos son pequeños, achinados y están bastante separados. Generalmente son negros, pero también pueden ser marrones oscuro. Su hocico es medio, pero como no tiene stop en la cabeza, luce alargado. Tiene una mandíbula fuerte y dientes afilados.

Bull Terrier

La mayoría de los perros Bull Terrier son blancos; sin embargo, también hay de otros colores, tales como negro, atigrado, rojo y aleonado. Hay perros de esta raza de uno, dos y tres tonos. Su pelaje es corto, liso, áspero y brillante.

Comportamiento del Bull Terrier

Es un pero muy curioso y muy activo. Siempre está inspeccionando el lugar donde se encuentra, olfatea, camina e interactúa con los objetos que le rodean. Es cariñoso, juguetón y le gusta presumir de su buena forma atlética, por lo cual es normal verlo saltando y corriendo por la casa. Le gusta mordisquear objetos, así que siempre es recomendable tener juguetes para que satisfaga esta necesidad.

Bull Terrier

Tiene un gran sentido de protección, es valiente, cercano y leal con sus personas cercanas. Si algún miembro de la familia está en peligro, el Bull Terrier sacará sus instintos más básicos. Puede ser algo sobreprotector. Es buen guardián, por lo que su frecuencia de ladridos es bastante alta. Te avisará cada vez que alguien llegue a casa y cuando alguien esté rondándola.

Se relaciona bien con otras personas, siempre y cuando sea bien recibido en el hogar. Su hiperactividad le permite tener una conexión positiva con los niños; sin embargo, a veces es muy brusco, por lo cual no es recomendable cuando son muy pequeños. En la socialización con otros perros no es muy bueno, es algo territorial, pero siempre con entrenamiento y refuerzo positivos puedes lograr que se relacione.

Bull Terrier

El Bull Terrier se adapta bien al espacio de un apartamento y es un perro que necesita de la presencia humana, o de los contrario puede desarrollar una conducta destructiva y agresiva. No es recomendable que pase mucho tiempo solo en casa. Tampoco es ideal para vivir apartado en el patio, en el jardín y mucho menos amarrado en algún sitio. Es un perro testarudo y le gusta gobernar en el hogar, por lo cual es importante que se le impongan reglas desde pequeño.

¿Cómo cuidarlo?

Lo primero que necesitas saber es que el nivel de actividad del Bull Terrier es muy alto. Por esta razón necesita largos y repetidos paseos durante el día. Con dos caminatas diarias y juego en casa pueden ser felices. Es recomendable que el ejercicio no sea tan intenso, sino más bien con algunas pausas y actividades de reconocimiento.

Bull Terrier

Esta raza es considerada potencialmente peligrosa en algunas partes del mundo, por lo cual es aconsejable que no lo suelte sin correa y sin bozal en zona abiertas y con mucha afluencia de personas. El Bull Terrier es algo friolento, es importante que no lo sometas a bajas temperaturas. Si no puedes evitarlo, por la estación del año y la zona en la que habitas, siempre podrás utilizar abrigos y otras prendas disponibles para esta raza.

Bull Terrier

Otro factor que debe cuidar es la alimentación, pues este perro suele ser algo glotón y si no se controlan las porciones ni la calidad de las comidas, puede sufrir de obesidad. En cuanto al cuidado estético, no te dará mucho trabajo, su pelaje es corto y de fácil mantenimiento; no es necesario cepillarlo más de tres veces por semanas. También suele ser un perro muy aseado, que no exige baño al menos en cinco, seis semanas.

La salud del Bull Terrier

Bull Terrier

Su esperanza de vida es entre 12 y 14 años. Es un perro que presume de una salud resistente; sin embargo, la genética hace que puede presentar algunos padecimientos. El más común es la sordera, sobre todo en los perros de color blanco. También pueden presentar luxaciones en las rótulas, cuando se le somete a rutinas muy intensas. El Bull Terrier es sensible a la picadura de insectos y puede sufrir de alergias. Otras enfermedades que puede presentar son: problemas renales, de corazón y obesidad.