Saltar al contenido
Guía de Perros

Broholmer

El Broholmer es un antiguo perro danés. En sus inicios se utilizó como cazador, luego destacó como vigilante y en la actualidad es el compañero favorito de muchas familias. Se ubica mayormente en su tierra de origen, pero también es conocido en otros países europeos y en Norteamérica. ¿Te gustaría conocer más sobre esta raza? Sigue leyendo para que te enteres de su historia y de todas sus características.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)

Cargando…

Historia del Broholmer

En una antigua raza danesa. Hay registros que indican que su existencia se remonta hasta la Edad Media. En sus inicios era utilizado para la caza de ciervos, pero después comenzó a trabajar como un perro guardián. Se mantuvo mayormente en La granjas y zonas rurales hasta finales del siglo XVIII, cuando el Conde Sehested de Broholm se dedicó a su crianza y expansión. Este hecho le dio su actual nombre.

Las Guerras Mundiales fueron épocas duras para esta raza, como para la mayoría de las europeas. Un grupo de personas comprometidas con este perro evitaron su extinción. Más tarde se denominaron como la Sociedad de Reconstrucción del Broholmer. Y lo lograron, al punto de que en 1998 la Federación Internacional Cinológica la incluyó en sus registros.

Para esa fecha solo se podía ver a este camino en Dinamarca y otros pocos países europeos; pero poco tiempo después se exportó a Norteamérica y desde entonces ha surgido un interés importante por esta raza en este territorio. En la actualidad también se le conoce con el nombre de Bullmastiff danés.

Características de la raza 

Es un perro grande. El macho tiene una estatura aproximada de 75 centímetros y pesa entre 50 y 79 kilogramos. La hembra, por su parte, mide alrededor de 70 centímetros y su peso varía desde los 40 hasta los 60 kilogramos. Tiene un cuerpo rectangular y de constitución fuerte.

Sus patas son poderosas, con huesos rectos. Tiene los pies redondeados y cerrados. Su cola es de implantación ancha, gruesa en la base y se va afinando hacia la punta. La lleva en horizontal o caída, nunca en alto. Su espalda es larga y definida. Tiene el pecho poderoso, bien desarrollado y profundo.

Su cuello es sumamente poderoso  y musculoso. Tiene un poco de papada. La cabeza la tiene grande y ancha, de apariencia pesada. Sus orejas son de implantación ancha, tamaño mediano y las lleva cerca de las mejillas. Tiene el hocico corto, pero su mandíbula es poderosa, con mordida de pinza o de tijera. Sus ojos son redondos, no muy grandes y de color ámbar claro u oscuro. Su expresión es de confianza en sí mismo.

El Broholmer tiene la piel gruesa y bien pigmentada. Su pelo es corto, apretado y contiguo. Tiene una capa interna de pelos gruesos. Se presenta de los siguiente colores: Amarillo con máscara negra, rojo dorado y negro puro. Puede tener manchas blancas en el pecho, los pies y en la punta de la cola.

¿Cómo es su comportamiento? 

Es un perro muy seguro de sí mismo. Se muestra valiente, atento y es buen guardián. Le gusta patrullar la zona y no dudará en avisar cuando se percate de alguna circunstancia atípica. Aunque no lo hace con ladridos en exceso o muestras de desesperación. Es un perro muy calmado, pero preparado para la defensa en caso de que sea necesario.

Esta raza suele ser muy amigable con su familia, no es juguetón en exceso, pero tiene buen carácter. Disfruta mucho del calor y el contacto humano. Siempre está cerca, sentado junto a su amo, o incluso sobre sus piernas, si este de lo permite. Desarrolla una buena relación con los niños, con la excepción de que algunas veces parece ignorar su gran tamaño y puede lastimarlos sin intención.

Con los extraños es algo reservado de entrada, su naturaleza de vigilante lo hacen permanecer en guardia. Con otros animales no suele tener problemas, inciso tener de buena manera a otros perros del mismo sexo. Puede adaptarse a vivir en diferentes lugares, aunque sin duda estará más cómodo en casas grandes por su tamaño considerable. Prefiere vivir cerca de la familia, no asilado o solo en el patio o el jardín.

Así debe ser su cuidado

Uno de los principales requerimientos de esta raza es el calor humano. El Broholmer necesita de la compañía y el cariño de su amo para ser completamente feliz. Su nivel de energía no es tan alto, pero necesita al menos un paseo largo al día. Sobre todo porque disfruta mucho la naturaleza y disfruta realizar actividades como caminatas, montañismo o running junto a sus seres queridos. También le gusta nadar y es bastante bueno en el agua.

Asimismo, estas actividades deben complementarse con algo de actividad en casa. Este perro es capaz de aprender a jugar con la pelota, a disfrutar de las escondidas y practicar algunos trucos. En los deportes caninos también suele tener éxito, sobre todo en Agilidad y Obediencia. Esta es otra forma de ayudarle a mantenerse en forma física y mental.

Por otro lado, el cuidado estético de esta raza es bastante simple. Su pelo se mantiene en perfecto estado con una cepillada a la semana. Además, este perro suele disfrutar de esta actividad, por lo cual puede convertirse en una buena excusa para desarrollar un vínculo especial. En cuanto a los baños, no es necesario que sean tan frecuente. Suele mantenerse limpio y libre de olores al menos cuatro semanas. Siempre es importante vigilar con especial atención la zona de más orejas y los ojos.

La salud del Broholmer

La esperanza de vida de este perro se ubica entre los 8 y los 10 años. Este perro suele ser muy sano, al punto de que no existe un registro de enfermedades comunes para la raza. Sin embargo, es importante vivirlas algunos de los padecimientos principales de perros grandes, como lo son la displasia de cadera, luxación de codo, torsión gástrica y problemas cardíacos.