Saltar al contenido
Guía de Perros

Braco alemán de pelo corto

El Braco alemán de pelo corto es un versátil cazador. En el campo no se compara prácticamente con ningún otro perro, pues destaca de igual forma en tierra y en agua. En el hogar es un perro muy enérgico, con buena relación con los niños y un apego especial con su dueño. Es el acompañante ideal para familia activas. ¿Te gustaría conocer más sobre esta raza? Sigue leyendo para que te enteres de su historia y todas sus características.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)

Cargando…

Historia del Braco alemán de pelo corto

Es un perro para la caza de Alemania. Su origen no está muy claro. Se cree que el Pointer español y el Pointer inglés tuvieron que ver y que su aparición ocurrió durante el siglo XIX. Lo que sí está claro es que sus creadores fueron los cazadores alemanes, quienes buscaban al compañero perfecto para esta actividad.

Un personaje clave en la historia de esta raza es el príncipe Albrecht zu Solms-Braunfels. Fue el encargado de escribir el primer estándar en 1897. Desde entonces el desarrollo y establecimiento de este perro fue muy sencillo. En la actualidad es reconocido como uno de los mejores cazadores en tierra y en agua. Son muy populares en Alemania y de difícil acceso en otros lugares del mundo.

Características de la raza

Es un perro grande. El macho tiene una estatura entre los 62 y los 66 centímetros; mientras que la hembra mide desde 58 a 63 centímetros. El peso de esta raza no está estipulado en el estándar; no obstante, tiene un cuerpo armonioso.

Sus patas son largas, musculosas y con huesos fuertes. Tiene los pies redondos o con forma de cuchara, con dedos bien juntos y suficientemente arqueados. Su espalda tiene una buen musculatura y su lomo es corto, ancho y ligeramente arqueado. Tiene el pecho más profundo que ancho y sus costillas son bien arqueadas. La cola es de inserción alta, gruesa en la base y de longitud mediana.

El cuello del Braco alemán de pelo corto es proporcional al cuerpo, se ensancha hacia los hombros. Tiene la cabeza enjuta, acorde a la forma del cuerpo. Su hocico es largo, ancho y profundo. Tiene la nariz un poco sobresaliente, con las fosas nasales bien abiertas. Sus orejas son de implantación alta. Tienen una longitud media y cuelgan aplanadas junto a la cabeza. Sus ojos son de tamaño mediano y de color marrón.

La piel de este perro es bien pegada, no forma pliegues. El pelo es corto, apretado y duro al tacto. En la zona de la cabeza y las orejas se presenta un poco más corto y fino. Puede ser de los siguientes colores: marrón sin mancha, marrón con manchas blanca o moteado en el pecho, ruano marrón con cabeza marrón, ruano marrón claro con marrón, blanco con cabeza marrón y negros.

¿Cómo es su comportamiento?

Tiene un carácter muy entusiasta, siempre está lista para la actividad que se le presente: nadar, correr, hacer deportes o simplemente pasar tiempo al aire libre con su dueño. Es un perro alegre, que se relaciona muy bien con los diferentes miembros de la familia. Suele tener una conexión especial con los niños, a quienes protege y acompaña con una gran paciencia.

Cuando es bien socializado, también desarrolla buena relación con los extraños y puede llevársela bien con otras mascotas. Eso sí, es algo territorial e intentará consolidarse como el líder de la manada, por lo cual podría tener conflictos con otro animal de carácter fuerte. Es un animal para desarrollarse en el campo, necesita espacio para correr y desarrollar todo su potencial, por lo cual no se adapta muy bien a apartamentos o casas pequeñas.

Si no recibe la actividad físicas y la atención que requiere, puede convertirse en un perro rebelde. La frecuencia de ladridos del Braco alemán de pelo corto suele ser bastante alta, es un perro guardián y que no duda en comunicar su alerta.

Así debe ser su cuidado

El Braco alemán de pelo corto requiere mucha actividad física. Necesita al menos dos largos paseos al día, en los que se incluya actividades de alta demanda, como correr o nadar. Se desempeña muy bien en los deportes caninos, como el Agility, la Obediencia y Buceo. Es importante mantenerse atento durante los paseos, pues su instinto de presa podría llevarlo a desviarse del camino y a desobedecer a las órdenes en algún momento. En casa también solicitará algo de ejercicio y sin dudas demandará atención.

Su cuidado estético es bastante sencillo. Su pelaje corto es de fácil mantenimiento, una o dos cepilladas a la semana suelen ser suficiente para evitar que los pelos muertos invadan todo el hogar. Es un perro bastante aseado, su baño puede extenderse hasta las seis semanas normalmente; sin embargo, es importante prestar especial atención a la zona de las orejas y bajo los ojos, donde puede acumular bastante suciedad.

Es importante cuidad la alimentación de esta raza, pues uno de los principales padecimientos de salud que tiene es la hinchazón. Para evitarlo, debe llevar una buena dieta, diseñada y supervisada por un especialista. Asimismo, se debe evitar que realice actividades físicas exigentes muy cercano a las comidas.

La salud del Braco alemán de pelo corto

La esperanza de vida de esta raza se ubica entre los 10 y los 12 años. Los principales problemas de salud a los que es propenso son: displasia de cadera, displasia de codo, afecciones oculares (como atrofia progresiva de retina) y enfermedades cardíacas. Asimismo, este perro puede desarrollar hinchazón, un padecimiento que puede llegar a ser mortal.