Saltar al contenido
Guía de Perros

Boyero de las Ardenas

diciembre 4, 2018

El Boyero de las Ardenas es un perro belga con grandes cualidades para el trabajo. En los hogares destaca por su lealtad y su buena relación con la familia. En Bélgica es muy conocido, pero en otras partes del mundo no cuenta con la misma popularidad. Sigue leyendo para que conozcas todos los detalles sobre esta raza.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)

Cargando…

Historia del Boyero de las Ardenas

Es una raza belga. Se cree que se originó alrededor del siglo XVII en la región de Ardenas. Fue criado con el objetivo de pastorear y ayudar en otras labores a los granjeros de la zona. Por sus características físicas y adaptabilidad al campo, se hicieron una gran reputación en esta zona, en las cual abundaban boyeros para la época.

La aparición de otros métodos para la conducción de animales, hizo que este perro perdiera algo de popularidad; sin embargo, el Boyero de Ardenas demostró que también tenía una gran capacidad para la caza y volvió a la palestra. Se enfrentó con valentía a jabalíes y otros animales peligrosos; pero la llegada de la Primera Guerra Mundial, que afectó con fuerza a esta zona, lo dejó casi extinto.

Unos pocos perros de esta especie fueron conservados por granjeros y los utilizaron para la caza, que volvió con fuerza en esa época; no obstante, llegó la Segunda Guerra Mundial y volvió a golpear con fuerza. Después del conflicto se creía que esta raza estaba extinta, pero alrededor de 1985 unos criadores descubrieron unos sobrevivientes en una granja de la zona. Desde entonces se dedicaron a restablecer a la raza, la cual contaba con un estándar desde 1963. Hoy en día la raza no está en peligro de extinción, pero ha pocos ejemplares, en su mayoría en Bélgica.

Características de la raza

Es un perro mediano. El macho tiene una estatura entre los 56 y los 62 centímetros. Su peso se va desde los 28 hasta los 35 kilogramos. La altura de la hembra se ubica entre los 52 y los 56 centímetros; mientras que tiene un peso que se ubica entre los 22 y los 28 kilogramos. Tiene un cuerpo rústico, robusto, sin apariencia de pesadez.

Tiene patas poderosas, con huesos fuertes. Sus pies son redondos, compactos, con los dedos encorvados. Tiene la espalda musculosa y bien acentuada. Su lomo es corto y amplio. Tiene el pecho profundo, desciende hasta los codos. Sus costillas son bien flexibles. Tiene la cola corta, gruesa y de implantación alta.

Su cuello es fuerte, suelto y de forma cilíndrica. Tiene la cabeza grande y corta. Su hocico es ancho, grueso y bien compacto. Tiene la mandíbula poderosas. Su nariz es ancha y de color negro. Sus orejas son cortas, triangulares y altas. Tiene los ojos de tamaño mediano y son de forma ovalada. Son de color oscuro. Tiene una mirada valiente.

El Boyero de las Ardenas tiene la piel bien estirada, elástica, pero sin pliegues. Su pelo es seco, áspero y enmarañado. Mide aproximadamente 6 centímetros en todo el cuerpo; excepto en el cráneo, donde es más largo y liso. Tiene las cejas bien marcadas, se le forma bigote y barba. Se presenta de cualquier color; excepto blanco. Unas pequeñas manches de este color en el antepecho y en las patas están aceptadas por el estándar de la raza.

¿Cómo es su comportamiento?

A lo largo de la historia, el Boyero de Ardenas se ha desarrollado especialmente como un perro de trabajo. En el campo muestra mucha resistencia, energía y curiosidad. Muestra tenacidad y valentía. Es una raza obediente, con gran disposición para lo que necesite su dueño.

En los últimos años, algunas personas han comenzado a utilizar a esta raza como acompañante y se ha adaptado bien a los hogares; aunque hay muchas situaciones a las que no se sabe con certeza como reaccionará. En el hogar también se muestra valiente y no tiene problemas para ser el defensor de sus seres queridos.

Es bastante desconfiado con los extraños, más bien se mantiene alerta a sus movimientos, por si debe reaccionar. Con su familia es amistoso y siempre muy cercano. Tiene buena relación con los niños, se muestra muy protector y paciente. No se relaciona demasiado bien con otros perros y mascotas, al menos que se socialice desde cachorro.

Cuidado del Boyero de las Ardenas

Es un perro con gran energía, necesita un nivel de actividad física bastante alto. Es importante que realice al menos un paseo largo al día y puede demandar algo de atención también en la casa. Si no obtiene el ejercicio que requiere, puede volverse algo destructivo y aumenta mucho su frecuencia de ladridos.

En cuanto al cuidado estético, tiene un pelaje que necesita ser cepillado al menos una vez al día para mantenerse en buenas condiciones. Suele acumular suciedad y tener enredos con bastante frecuencia, por lo cual hay que mantener atento. El baño puede realizarse cada cinco semanas. Es una raza con la que es ideal visitar la peluquería.

Así es su salud

Tiene una expectativa de vida entre los 11 y los 12 años. Es un perro con una salud fuerte, que no suele presentar demasiados problemas. Entre los principales afecciones de salud que puede padecer se encuentran: la displasia de cadera, la displasia de codo, epilepsia, ectropión, entropión, atrofia progresiva de retina, hinchazón y displasia de retina.