Saltar al contenido
Guía de Perros

Boerboel

diciembre 4, 2018

El Boerbel es un potente moloso de origen Sudafricano. Es reconocido en este continente por ser un fiel y valiente protector de hogares de hace varias décadas. Cuenta la leyenda que venció a leones, osos y otros animales salvajes en defensa de su tribu. No goza de mucha popularidad en el mundo, pero en su tierra es un respetado y apreciado compañero. Sigue leyendo para que conozcas todo acerca de esta particular raza.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)

Cargando…

Historia del Boerboel

Es un perro de origen Sudafricano. Su nombre significa perro de granja. Se cree que proviene del cruce de perros locales y molosos llevados a esta tierra por colonizadores europeos. En un principio fue concebido como protector de hogares y mantuvo su rol a lo largo de los años. Cerca del siglo XVII pudo haber sido refinado con un cruce con el Bullmastif.

Existen muchas historias sobre la gran fortaleza y el coraje de este perro, que debió enfrentar a animales salvajes y tribus enemigas en sus primeros años de existencia. Osos, leones y otras fieras de la zona habrían sucumbido ante este fiel animal según los lugareños. En la actualidad este perro no es muy popular, la mayoría de los ejemplares están en su zona nativa y no ha sido reconocido por las principales organizaciones cinológicas internacionales.

Características de la raza

Es un perro grande. El macho mide entre 64 y 70 centímetros; mientras que la estatura de la hembra va desde los 59 hasta los 65 centímetros. Su peso oscila entre los 68 y los 91 kilogramos. Tiene un cuerpo imponente, con músculos bien desarrollados y perfectamente proporcionado.

Tiene las patas anchas, fuertes y bien proporcionadas. Su dorso es recto, ancho y con músculos prominentes. El pecho es musculosos, ancho y profundo. Tiene las costillas bien arqueadas. Su cola es de inserción alta y recta. Su cuello es longitud media, ancho y fuerte. Presenta algo de piel suelta bajo la garganta. Su cabeza es corta, ancha y cuadrada. Tiene las orejas de tamaño medio y en forma de V. Sus ojos son medianos y de color castaño.

La piel del Boerboel es gruesa, elástica y bien pigmentada. Presenta algunas arrugas en la base del cráneo cuando el perro está en alerta. Su pelo es corto, liso y denso. Se presenta de las siguientes tonalidades: Crema, fulvo claro, rojo, castaño y todos los tipos de atigrado.

¿Cómo es su comportamiento?

El Boerboel es muy alerta. Su naturaleza es la de un protector, por lo cual siempre está atento a todo lo que ocurre a su alrededor. Tiene una gran valentía y no dudará en sacar lo más fuerte de su carácter si le toca defender su hogar y su familia. Cuando no está en guardia, es un perro seguro de sí mismo, audaz y colaborador con su amo.

Es muy obediente, se relaciona bien con los niños, se muestra cordial y tranquilo ante su presencia. Es importante socializarlo desde cachorro y enseñar a los pequeños del hogar cómo tratarlo para que desarrollen una amistad duradera.

Esta raza tiene tendencia a intentar a agradar a su entorno, por lo cual es bastante amigable en su casa. Esta conducta cambia ante la presencia de los desconocidos, momento en el que se muestra bastante reservado. Con otros animales también puede tornarse algo territorial. Es un perro grande, se adapta mejor a vivir en casas grandes y con espacios abiertos.

Cuidado del Boerbel

El cuidado estético de esta raza es bastante sencillo. Su pelaje es de fácil mantenimiento, basta con cepillarlo una vez a la semana para quitarle el pelo muerto. El baño se puede realizar cada seis semanas y es sencillo quitarle algún sucio con un paño húmedo en zonas claves, como bajo los ojos o cerca de las orejas. Es importante que reciba un adecuado corte de uñas para evitar que tenga molestias al momento de correr y caminar.

Por otro lado, el Boerbel necesita bastante actividad física para mantenerse en forma. Al menos una caminata larga diaria deberá realizarse con este moloso. Es importante que siempre tenga su cadena, para evitar inconvenientes con otros perros o personas, si llegara a interpretar como peligroso algún escenario para su amo. Este perro es bueno para los deportes caninos, tales como el Agility y Obediencia, así que es buena idea incluirlos en la rutina.

Así es su salud

El Boerbel suele tener una salud excepcional, como resultado de una buena selección natural a lo largo de los años. Su expectativa de vida se ubica entre los 9 y los 11 años de edad. Los problemas de salud a los que mayor predisposición tiene son: elongación de codo, displasia de cadera, enfermedades del corazón, y dos trastornos que afectan a los párpados: ectropión y entropión.