Saltar al contenido
Guía de Perros

Bloodhound

noviembre 19, 2018

El Bloodhound es uno de los caninos más antiguos del mundo. Es reconocido como uno de los mejores rescatistas del mundo gracias a su gran olfato. En diferentes partes del mundo trabaja como aliado de policías, bomberos y otros trabajadores sociales. También es un gran acompañante. Continúa leyendo si quieres conocer más detalles sobre esta raza.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)

Cargando…

Historia del Bloodhound

Es un antiguo sabueso belga, que se desarrolló en Inglaterra. Su origen es bastante impreciso, en el siglo III, el erudito Aelian mencionó en uno de sus escritos a aún perro de inigualable poder olfativo y se presume que se trataba de esta raza. En el siglo VII los monjes de San Hubert fueron los encargados de su desarrollo y establecimiento en Bélgica; aunque se terminó de pulir mucho tiempo después en Inglaterra.

Más concretamente en el siglo XI, cuando el conquistador William volvió a casa con perros de esta camada. Para entonces también había llegado de otra región un sabueso con características similares, pero de color blanco: el Talbot. Estás dos razas se cruzaron y se bautizó con el nombre de BloodHound, lo que significa perro de sangre (bloodedhound abreviado).

En sus inicios este perro se utilizó para la caza, pero con el pasar del tiempo destacó en mucho otros ámbitos. Una de sus principales características, un agudo olfato, le permitieron ser reconocido como un gran rescatistas y colaborador de fuerzas públicas. Son numerosas las historiad en las que el Bloodhound ha ayudado a rastrear personas perdidas o al margen de la ley con año darle una prenda y seguir sus pasos. En la actualidad es muy valorado en cuerpos policiales, bomberos y de rescatistas en diferentes partes del mundo.

Características físicas de la raza 

Es un perro grande. El macho mide entre 64 y 72 centímetros y su peso ronda entre los 46 y 54 kilogramos. La hembra tiene una estatura que va desde los 58 hasta los 66 kilogramos y pesa entre 40 y 48 kilogramos. Tiene un cuerpo macizo y poderoso.

Sus patas son rectas, musculosas y perfectamente paralelas. Tiene la cola larga fuerte y es implantación alta. Su pecho tiene forma ovalada, es amplio y alto. Tiene la espalda recta, amplia, larga y sólida. Su cuello es largo, musculoso y tiene la piel de la garganta floja. Tiene la cabeza alta y estrecha, en relación con lo largo. Su hocico es ancho y tiene la nariz amplia, muy desarrollada. Es de color negra o negra con fuego. Tiene las orejas delgadas, firmes y cubiertas de pelo fino. Son de tamaño mediano, ovalados y de color pardo oscuro o avellana. Tiene una expresión dulce, gentil y melancólica.

Su piel es flexible sobre todo el cuerpo, floja y elástica. Es fina y abundante sobre la cabeza. Tiene pliegues en la frente y en los laterales del hocico. Su pelo es corto, liso, denso y bastante duro. Lo hacen resistente a las inclemencias del tiempo. Se distingues tes tipos de tonalidades: negro y fuego, hígado y fuego, y rojo.

¿Cómo es su comportamiento?

Es un perro muy manso, tranquilo y amigable con las personas; incluso los desconocidos. En el hogar es muy apegado a su amo, se muestra bastante obediente y no causa mayores problemas. Con su gran olfato detectará la presencia de sus seres queridos a kilómetros de distancia y mostrará algo de ansiedad cerca de la puerta, mientras termina de llegar. Se expresara con chillidos, aullidos y ladridos característicos de esta raza.

Tiene buena relación con los niños, especialmente cuando es cachorro. Es un perro inquieto y muy juguetón en esta etapa, que se extiende más que otras razas, pues alcanza la madurez a las dos años de edad. En esta época también es algo mordelón, es buena idea tener siempre juguetes para darle y así evitar que destruya objetos valiosos dentro de la casa.

No tiene problemas para recibir a los visitantes al hogar, se muestra amable y algunas veces hasta se acerca. Nunca se muestra agresivo. Su buen carácter también se presenta con otros animales. Se relaciona bien con perros y otras mascotas. Puede ser un poco testarudo y es muy independiente. Estas características dificultan un poco el entrenamiento de esta raza; pero es bastante listo y con los métodos adecuados seguro aprender muchas cosas.

Cuidado del Bloodhound

Es un perro activo y necesita pasear diariamente. Es importante que siempre lleve su cadena, porque como buen camino es típico que intente correr tras una presa o seguir un olor con su gran sentido. Por este mismo instinto, es  importante que en la casa esté en un lugar buen cerrado o de lo contrario intentará salir. Muchos propietarios describen a esta raza como un maestro del escape, pues cuando su olfato llama, difícilmente algo o alguien podrá detenerlo.

Aunque es un perro independiente, no le gusta estar solo mucho tiempo. Necesita agencia y tiempo de calidad con su amo para ser feliz. Puede vivir tranquilamente en el patio o en el jardín, siempre y cuando tenga acceso libre a la casa para cuando necesite del calor humano.

El cuidado estético no es demasiado exigente. Su pelo corto y duro no requiere demasiadas horas de atención. Con una o dos veces que se cepille a la semana, suele mantener su buen estado. Muda el pelo anualmente y por estos días sí es buena idea cepillarlo con mayor frecuencia. Es un perro bastante aseado, el baño puede extenderse hasta por seis semanas.

Así es su salud

El Bloodhound tiene una expectativa de vida de 10 años. Su problema de salud más común es la hinchazón estomacal. También puede padecer infecciones y otras afecciones auditivas, debido a la forma y el largo de sus orejas. Asimismo, la piel suele presentar problemas, especialmente la zona donde tiene los pliegues cuando se descuida su aseo. Otras enfermedades que podría presentar son: displasia de cadera, de codo y problemas cardíacos.