Saltar al contenido
Guía de Perros

Bichón Maltés

noviembre 14, 2018

El Bichón Maltés es un pequeño y elegante compañero. Es perfecto para vivir en casas pequeñas o apartamentos. Fue un símbolo de estatus en las antiguas civilizaciones griegas y romanas. Hoy en día es conocido por ser un perro miniatura con un enorme corazón. ¿Te gustaría conocer más sobre la raza? Sigue leyendo para que te enteres de todo.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)

Cargando…

Historia del Bichón Maltés

Es un perro muy antiguo, proveniente de las Cuencas del Mediterráneo. Se desconoce su origen exacto; pero su auge se dio en Malta, una isla a 60 millas del Sur de Sicilia. Su puerto marítimo fue un lugar estratégico por el que circularon marinos de muchas antiguas civilizaciones: fenicios, griegos, romanos, árabes y otras.

Acá intercambiaban productos, tales como tela, alimentos y especias. Hasta que a este mercado se introdujo un pequeño y bello perro faldero que cautivó a los habitantes de diferentes lugares: el Bichón Maltés. Los griegos estuvieron impresionados con su belleza durante muchos años, por esta razón esta raza aparece representada en la cerámicas de la Edad de Oro y fue descrita por Aristóteles como un animal perfectamente proporcionado.

Por otro lado, en el Imperio Romano el Maltés era un símbolo de estatus. Todas las damas de alta sociedad exhibían joyas y particulares atuendos que era completados por un perro de esta raza asomándose a la altura de su pecho. Durante varias épocas, esta raza fue protagonista de muchas fábulas y poemas romanos, relacionados con la lealtad.

Después de la caída del Imperio Romano, este pequeño canino se estableció en China y fue esta población la que mantuvo viva la raza. Se cree que acá pudo cruzarse con otros perros miniaturas, lo que habría terminado de definir el Bichón Maltés como se conoce hoy en día. En la actualidad es uno de los perros favoritos de expositores y tiene un alto reconocimiento en diferentes partes del mundo.

Características de la raza

Es un perro miniatura (toy). Su altura se ubica entre los 21 y 25 centímetros para los machos y 20 y 23 para las hembras. El peso va desde los 3 hasta los 4 kilogramos. Tiene un cuerpo pequeño y un poco alargado. Se caracteriza por tener un porte muy elegante.

Sus patas son bien aplomadas y acordes al tamaño del cuerpo. Su cola es de inserción media, gruesa en la base y fina en punta. Puede llevarla enroscada a un largo del cuerpo. Tiene el pecho amplio, profundo y bien desarrollado.  Su cuello es erguido, sin ninguna parte floja y está cubierto de abundante pelo. Tiene las orejas triangulares, un poco caídas. Su hocico es corto y tiene la mandíbula fina. Tiene los ojos grandes y redondos. Su expresión es de alerta.

Tiene la piel bien pegada en todo el cuerpo, con manchas oscuras y rojo vino. Su pelo es denso, brillante y cae pesadamente. Es lacio, tiene una textura sedosa y es largo en todo el cuerpo. No se le hacen nudos con facilidad y en algunas partes el pelo toca el suelo.

¿Cómo es su comportamiento?

El Bichón Maltés es muy alerta. A pesar de su diminuto tamaño es un vigilante, se mantiene atento a todo lo que lo rodea, es un poco nervioso y avisa con sus ladridos cuando siente que hay algo extraño. Es un perro afectuoso, cercano y que requiere del calor humano. No le gusta pasar mucho tiempo solo, más bien adora estar en los brazos (o al menos cerca) de su amo.

Es juguetón y le gusta morder, por lo cual es buena idea tener juguetes con los que pueda entretenerse. Es bastante tranquilo y tiene buen carácter. Socializa bien con otros perros y no tiene muchos problemas para conocer nuevas personas. En cuanto a su relación con los niños, no es tan buena como se quisiera, en parte porque su tamaño da a pie a que los pequeños de la casa lo traten como un juguete y no respeten su espacio.

Por su tamaño y su personalidad es perfecto para vivir en casa pequeñas o apartamentos. Es un perro muy inteligente, aprende rápido y suele mostrarse bastante colaborador.

Así debe ser el cuidado del Maltés

Es una raza que demanda bastante trabajo para su cuidado estético. Su fino y largo pelo debe ser cepillado frecuentemente, a veces no basta con hacerlo una vez al día. En estas zona es fácil que se le enreden objetos o que acumule sucio, por lo cual también es importante limpiarlo frecuentemente con un paño húmedo. Hay que prestar especial atención a la zona debajo de las orejas y cerca de los ojos.

El baño no debe realizarse tan frecuentemente, o podría resecarse y dar pie a que se le formen nudos. Esta es una raza requiere de los servicios de un peluquero especial, bien sea para cortarle las puntas y eliminar algún nudo o problema en el pelo; o para realizarse alguno de los cortes típicos de la raza. Uno de los favoritos de muchos dueños es el que simula su época de cachorro, pues además de los buenos recuerdos, le permite descargarse un poco de trabajo.

No es un perro que requiera demasiada actividad física; sin embargo, es importante sacarlo para que se relaciones con otras personas, perros y la naturaleza. Con una caminata diaria suele ser suficiente, además de los juegos que seguramente demandará en casa. En cuanto a la alimentación, es un perro que siempre quiere comida humana; sin embargo, no es recomendable darle, pues además de que es posible que le genere alergias y otros problemas, llegará un punto en el que no aceptará el alimento canino.

Para su cuidado

El promedio de vida del Maltés es de 15 años. Esta raza suele presentar algunos problemas relacionados con la alimentación. El consumo de comida humana le puede producir alergias y obesidad. A su vez, el exceso de peso acentúa la posibilidad de que sufra de luxación de rodilla y otros problemas relacionados con las articulaciones.

El largo de su pelo y un descuido en su mantenimiento estético también puede provocarle conjutivitis y otras enfermedades en los ojos; así como problemas auditivos o infecciones en las orejas. También puede padecer de cáncer, enfermedades de corazón e insuficiencia renal. Por último, el Bichón Maltés es un perro bastante frágil. Cuando no se trata con cuidado, tal vez en algunas casa con niños pequeños o perros grandes, puede sufrir fracturas.