Saltar al contenido
Guía de Perros

Bichón Habanero

noviembre 14, 2018

El Bichón Habanero es un compañero muy alegre. Disfruta de la compañía humana y desarrolla buenas relaciones con los distintos miembros de la familia. Es un perro inteligente, vivaz y con un gran carisma. En la antigüedad flechó a personajes como Ernest Hemingway y Charles Dickens y en la actualidad, aunque no es demasiado popular, sigue conquistando corazones. Continúa leyendo para que conozcas todos los detalles sobre esta divertida raza.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)

Cargando…

Historia del Bichón Habanero

Es una raza de origen Europeo, que fue desarrollada en Cuba. El Bichón Frisé y el Maltés son dos de sus antecesores. Se cree que perros de estas razas fueron llevados a la isla por colonizadores italianos o españoles, alrededor del siglo XVII. En este territorio se pudieron haber mezclado con algunos caniches, lo que dio origen a lo que hoy se conoce como Bichón Habanero.

Durante un tiempo fue conocido como el Blanquito de la Habana y era exclusivo de las familias de una posición social alta. Vivió una época dorada en territorio cubano y fue exportado a otras latitudes. Se conoce que la Reina Victoria y Charles Dickens tuvieron perros de esta raza. Asimismo, el famoso escritor Ernest Hemingway se enamoró de un canino de estos cuando vivió en Cuba.

Luego de la Revolución Cubana esta raza disminuyó mucho, a pesar de que era considerado el perro nacional de Cuba; sin embargo, algunos emigrantes llevaron a su Bichón Habanero a Estados Unidos y en este nuevo territorio continuaron su historia. En la actualidad no es una raza demasiado común, pero no se encuentra en peligro de extinción.

Características de la raza

Es un perro pequeño. El macho mide entre 23 y 27 centímetros; mientras que la altura de la hembra se ubica entre los 21 y los 29 centímetros. Su peso suele estar alrededor de los 4 kilogramos. Su cuerpo es un poco más largo que alto.

Tiene las patas cortas, rectas y paralelas. Su cola es de inserción media, suele llevarla en alto, enrollada sobre la espalda. Tiene el lomo ligeramente arqueada y el vientre recogido. Su cuello es de largo medio. Sus orejas son de inserción alta y caen junto a las mejillas. La cabeza tiene una forma ligeramente redonda, su hocico es ancho y se adelgaza hacia la punta. Tiene los ojos bastante grande, en forma de almendra y de color marrón oscuro o negro.

Su pelaje es de doble capa, una interna que es lanosa y poco desarrollada y una externa que es muy larga (entre 12 y 18 centímetros para los adultos), suave y puede ser lacia u ondulada. Se le pueden formar mechas rizadas. Los colores en los que se presentan son: leonado en sus diferentes tonalidades, negro, marrón habano, color tabaco y marrón rojizo. También se puede presentar blanco puro, pero no es demasiado común.

¿Cómo es su comportamiento?

Es un perro excepcionalmente despierto. Es buen vigilante, siempre está atento y alarma con sus ladridos cuando ocurre algo extraño. Se muestra bastante afectuoso con su familia y desarrolla relaciones muy estrechas, sobre todo con los adultos y con los niños grandes. Con los más pequeños también puede tener un buen vínculo, sobre todo porque es juguetón; pero no tolera bien las travesuras y el trato rústico que se pueden presentar durante sus intercambios.  Se relaciona bien con otras mascotas, especialmente con perros de la misma raza.

El Bichón Habanero es juguetón, gracioso y le gusta tener mucha atención. Puede mostrarse poco bufón para intentar robarse las miradas y el cariño de los presentes. Es muy cercano, necesita del calor humano. Puede desarrollar ansiedad por separación y puede volverse algo destructivo cuando pasa mucho tiempo solo en casa. Es perfecto para vivir en casas pequeñas y apartamentos, siempre y cuando cuente con espacio suficiente para desenvolverse.

Cuidado del Bichón Habanero

El cuidado estético del Bichón Habanero no es tan demandante como se podría pensar. Necesita ser cepillado a diario y es importante vigilar que no se le formen nudos o se acumule suciedad en algunas partes; sin embargo, el baño no debe ser tan frecuente y es un perro que no bota pelo (es hipoalergénico). Asimismo, no es necesario cortarle el pelo, a diferencia de otras razas peludas.

En cuanto a la actividad física, este perro tampoco necesita demasiada. Con una caminata diaria puede bastar, aunque seguramente demandará atención y un poco más de ejercicio en casa. El otro punto que es importante tener en cuenta para su felicidad es el tiempo de calidad que le dedicas. El Habanero es muy cercano y necesita compañía. Aprovecha algunas de las horas que pasas en casa para compartir con él, le gusta jugara la pelota, saltar y hacer otras actividades que entretengan a su amo. Es obediente e inteligente, puedes enseñarle algunos truco o tareas para que colabore en el hogar.

Su salud

El Bichón Habanero suele tener un período de vida bastante largo. Lo longevidad de esta raza se ubica entre los 14 y 16 años. No es una raza con demasiado problemas de salud, pero sí hay algunas enfermedades a las que tiene mayor predisposición. Las más comunes son: trastornos oculares, condrodisplasia, sordera, soplos cardíacos, enfermedad de Legg-Calve-Perthes (que afecta a la articulación de la cadera) y luxación patelar.