Saltar al contenido
Guía de Perros

Bichón Boloñés o Boloñés

noviembre 9, 2018

El Bichón Boloñés o Boloñés es un gran acompañante. Fue el favorito de la realeza europea en la época del renacimiento y en la actualidad sigue gozando de buena reputación en muchos países del viejo continente. Sigue leyendo para que conozcas todos los detalles de esta particular raza.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)

Cargando…

Historia del Bichón Boloñés

Es una raza antigua que fue desarrollada en la ciudad italiana de Bolonia. Su origen se remonta al siglo XI según algunos escritos; pero en fue en la época del Renacimiento cuando se estableció como el favorito de la realeza. El político y banquero Cosimo de Medici envió ocho boloñeses a Bélgica para regalarlos a diferentes personajes de la nobleza.

Dos de ellos llegaron a las manos del Rey Felipe II de España y meses después le envió una carta para decirle que “era el regalo más majestuoso que se le puede hacer a un emperador”. También el rey Umberto (1878- 1900) envió a un perro de esta raza a la princesa de Bélgica en su cumpleaños. Artistas de la época, como Tiziano, de Pierre Breughel y de Goya lo pintaron en algunas de sus obras. 

Sin embargo, con el pasar de los años y la aparición de otras razas, el Boloñés pasó a un segundo plano y estuvo cerca de extinguirse. Varios criadores italianos, entre los que destaca Gian Franco Giannelli, lograron restaurarla. A partir de este punto se exportó a varios lugares del mundo y hoy en día está establecido en diferentes sectores.

Características de la raza

Es un perro pequeño. El macho tiene una altura entre 27 y 30 centímetros. La hembra tiene una estatura entre 25 y 28 centímetros. El peso de ambos sexos va desde los 2,5 hasta los 4 kilogramos. Tiene un cuerpo cuadrado, robusto y compacto.

Sus patas son rectas, perfectamente paralelas y de un largo medio. Tiene el lomo corto, fuerte y levemente convexo. Su pecho es amplio y llega hasta el nivel de los codos. La cola es de inserción media y la lleva curvada sobre la espalda. Su cuello es de largo medio y no tiene papada.

Tiene la cabeza ligeramente ovoide. Sus orejas son de inserción alta, largas y colgante. Sus ojos son medianos y ovalados. Tiene la piel tirante y firmemente pegada. Tiene el pelo largo, de una textura vaporosa, pero no se le hacen cordones. Su color es blanco o ligeramente marfil.

¿Cómo es su comportamiento?

El Bichón Boloñés es un gran compañero. Tiene un comportamiento muy sereno, no es muy activo. Es valeroso, dócil y muy apegado a su amo. Desarrolla una buena relación con los diferentes miembros de la familia, incluyendo con los niños, aunque tiene menos energía para los juegos que otras razas.

Se adapta perfectamente a espacios pequeños, no es muy buenos para vivir en zonas rurales. Tampoco le gusta estar alejado de la familia, durmiendo en el jardín o en el patio. Si pasa mucho tiempo solo en casa puede desarrollar ansiedad y aumenta su frecuencia de ladridos.

Con otros perros tiene buena relación y aunque se muestra un poco desconfiado con los extraños, es una canino muy obediente y bien socializado puede acostumbrarse a recibir visitas en el hogar sin ningún problema.

Cuidados del Bichón Boloñés

Para el cuidado estético del Bichón Boloñés es importante prestar especial atención a su pelaje. Debe cepillarse al menos una vez al día y hay que vigilar que no se le formen nudos. El baño se debe realizar una vez al mes y muchos dueños de esta raza suelen visitar a peluqueros caninos.

El Boloñés no es un perro con demasiada energía, pero necesita pasea con frecuencia para no desarrollar ansiedad. Un par de caminatas al día son suficientes para que este perro sea feliz. Asimismo, es importante ser cercano a este canino, pues necesita el calor humano para estar tranquilo.

Por último, se debe vigilar la alimentación de este perro, ya que tiene tendencia a presentar alergia y otros problemas de piel.

La salud del Boloñés

Su expectativa de vida se ubica entre los 12 y los 14 años. Es un perro muy sano y no tiene predisposición a ninguna enfermedad en específico. Sus principales padecimientos están relacionados con problemas de la pile, debido a una mala alimentación o una mala higiene. Por esta razón es importante cuidar mucho su dieta y limpiarle con una toalla húmeda algunas zonas susceptibles como bajo las orejas y alrededor del hocico.