Saltar al contenido
Guía de Perros

Beagle

septiembre 19, 2018
Beagle

Juguetón, sociable y muy activo. Así es el Beagle. Tiene una larga historia, que data de hace muchos siglos y pasa por la realeza inglesa. Nació como un perro de caza y mantiene sus instintos; pero además se ha convertido en el favorito de muchas familias. Sigue leyendo y conoce todo sobre esta hermosa raza. 

¿Origen del Beagle?

Su origen se remonta al año 450 antes de Cristo, cuando el antiguo autor griego Jenofonte hizo mención en sus escritos a un perro pequeño utilizado para la caza. Aunque no le dio un nombre en su Tratado sobre la cacería, por sus características se cree que fue el ancestro de la raza que hoy se conoce como Beagle.

Este perro pasó por diferentes etapas en distintos lugares del mundo, hasta llegar a Inglaterra alrededor del siglo XIV. En ese entonces la nobleza experimentaba con el cruce de diferentes razas para conseguir el cazador ideal y de esa forma nació el Beagle de bolsillo.

Era un perro similar al Beagle de hoy en día, pero mucho más pequeño y que aunque está extinto, trascendió por haber acompañado a personajes como Isabel I. De la selección artificial y el cruce con razas como el Harrier se cree que surgió el Beagle actual, que fue exportado a Norteamérica alrededor de 1840. En principio se utilizó para la caza, pero después de las guerras mundiales comenzó a ser domesticado.

Características del Beagle

Con sus patas cortas, orejas largas y caídas y un particular caminar, el Beagle es un perro pequeño muy elegante. Mide entre 33 y 41 centímetros y su peso varía entre los 8 y los 16 kilogramos. Puede ser de dos o tres colores, siempre con los tonos negro, marrón y blanco presentes.

Sus patas son sólidas y tiene una cola mediana, de inserción alta. Su pelaje es corto y liso, aunque puede tornarse un poco duro. La cabeza del Beagle es un poco ancha y algo cuadrada. Su cuello es largo y tiene papada. El hocico es corto, cuadrado y con las fosas nasales bien pronunciadas. Sus ojos son grandes, separados y oscuros. Tiene una mirada muy dulce.

Comportamiento del Beagle

El Beagle es un perro muy activo. Su naturaleza de cazador lo lleva a ser curioso, le gusta escarbar y buscar “tesoros escondidos” en cualquier lugar. Siempre está en guardia y ladra ante cualquier actividad extraña. Es una raza ideal para tenerla en una casa grande o en un lugar abierto; aunque también puede adaptarse a espacios más pequeños, siempre y cuando lo saques a pasear constantemente.

Otra característica muy marcada del Beagle es que es algo autoritario. Por esta razón es importante que sea educado desde cachorro y que se le impongan algunas reglas. Tiene una buena relación con los niños, ya que es muy juguetón y le encanta correr.

Es importante que tengas presente que si los niños de la casa son muy pequeños, podría asustarse con sus ladridos y que es importante que les pongan límites, porque esta junta puede resultar en grandes travesuras. No tiene problemas para socializar con otros perros y animales.

El Beagle es un perro cazador por naturaleza y tiene un gran olfato. Por esta razón puede ser entrenado para colaborar en algunas actividades de la vida diaria.

¿Cómo cuidar a los Beagle?

Esta raza no te dará demasiado trabajo. Su pelaje corto y liso es de fácil mantenimiento, basta con que lo cepilles dos o tres veces por semana. El baño puede ser hasta una vez al mes, ya que como es un perro muy activo y le gusta explorar, suele ensuciarse bastante. También debes mantenerte atento para limpiarle con un paño húmedo la suciedad que puede acumular en los pliegues de sus largas orejas.

El otro punto importante para la felicidad de tu Beagle es la actividad física. Su naturaleza le hace ser un perro muy inquieto y necesita utilizar toda su energía. Es importante que le lleves a dar largos paseos, entre tres y cuatro veces por semana. Le gusta la naturaleza, pero debes tener cuidado de exponerlo a sitios potencialmente peligrosos, ya que su curiosidad podría llevarlo a hacerse daño. Siempre ten presente que sin el esparcimiento esta raza no será feliz y puede volverse algo destructiva en casa.

Por último, cuida la alimentación de tu Beagle, ya que es un perro con mucho apetito y si no se controla puede desarrollar obesidad.

Salud del Beagle

En líneas generales, el Beagle es un perro muy sano. No se contagia fácilmente de virus, pero es propenso a algunas enfermedades. Las trastornos oculares son su principal problema, puede presentar microftalmia, cataratas, displasia de retina y glaucoma. Su segunda debilidad son las enfermedades de la piel, tales como astenia, alopecia, pioderma, dermatitis atópica y sarna demodécica. Asimismo, las largas orejas del Beagle pueden causarle infecciones y otro problemas auditivos. Su expectativa de vida es de 12 a 15 años.

Recuerda que puedes seguirnos en las redes sociales Instagram y Facebook.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, promedio: 4,50 de 5)
Cargando…