Saltar al contenido
Guía de Perros

Beagle Harrier

noviembre 8, 2018

El Beagle-Harrier es un gran cazador. Se originó en Francia y destaca por su gran olfato y habilidad en el campo. Aunque no fue concebido como perro de compañía, es amistoso y puede adaptarse bien a diferentes hogares.  Continúa leyendo para que conozcas todo sobre esta raza.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)

Cargando…

Origen del Beagle-Harrier

Es un perro con una corta historia. Se originó a finales del siglo XIX de la liga entre el Harrier y el Beagle. Curiosamente, su aparición no se dio en Inglaterra (de donde son sus antecesores), sino que se produjo en territorio francés. El barón Gérard es considerado el padre de la raza, luego de que alrededor de 1989 adquirió una jauría de Beagles para la caza.

Su tamaño no era el adecuado para la región en la que habitaba y decidió ligarlo con Harriers. Para 1930 ya habían nacido más de mil Beagle- Harriers y estaba regados por diferentes zonas, pues el cazador todos los años regalaba algunos.

Su establecimiento trajo consigo muchos detractores, en su mayoría amantes de los Beagle, que criticaban la ambigüedad de la raza; sin embargo, años después fue reconocido por la Federación Cinológica Internacional. En la actualidad no es un perro muy popular y a menudo es confundido con Beagles de buena estatura.

Características de la raza

Es un perro mediano. La estatura tanto de los machos como de la hembras se ubica entre los 45 y los 50 centímetros. Su peso no está establecido en el estándar, pero no supera los 20 kilogramos. Tiene un cuerpo armonioso y una postura distinguida.

Sus patas son fuertes y bien aplomadas, acordes a su tamaño. Tiene la espalda corta, bien acentuada y musculosa. Su pecho es bien profundo. Tiene la cabeza moderadamente grande. Su hocico es de longitud notable. Sus orejas son cortas y semi-anchas. Tiene los ojos bien abiertos y de color oscuro. Su mirada es franca, vivaz e inteligente.

Tiene el pelo bastante denso, aplanado y de una longitud media. La mayoría de los Harriers- Terrier son tricolor (leonado con manto negro y blanco), pero también pueden presentarse en otras tonalidades, como el gris.

¿Cómo es su comportamiento?

El Harrier- Terrier es un gran cazador. Está habituado para la vida en el campo, pues es vigoroso, rápido, resistente y tiene un olfato fino. Su tamaño le permite llegar a lugares a los que otros cazadores más pequeños no llegarían, pero no le resta velocidad. Pero también posee otras características que le hacen buen compañero.

Es un perro dulce, afectuoso y juguetón. Desarrolla buena relación con su familia, en especial con los niños. Aunque tiene mucha energía y necesita emplearse en terrenos grandes, es capaz de adaptarse a casa más pequeñas, siempre y cuando pasee frecuentemente. Puede socializar con otros perros, no tanto con animales más pequeños, pues suele verlos como presa.

Es un canino inteligente y puede llegar a ser algo autoritario. Es importante que le queden claros los límites desde pequeños. Le gusta hacer huecos, es inquieto y puede ser algo travieso si se queda mucho tiempo solo en un espacio cerrado.

Así debe ser su cuidado

El Beagle- Harrier no es naturalmente un perro para compañía, pero puede adaptarse. Para hacerlo, principalmente debe contar con el espacio necesario para el desarrollo de actividades físicas. Es necesario que realice al menos dos largos paseos diarios y si cuenta con un lugar amplio dentro de la casa, en el cual pueda moverse con libertad, sabrá apreciarlo.

El cuidado estético no es demasiado complicado, su pelaje es sencillo de manternerlo al día. Es suficiente con peinarlo una o dos veces por semana para quitarle el pelo muerto y evitar que se riegue por la casa. El baño puede realizarse cada cuatro semanas, pues suele ensuciarse bastante en sus caminatas y exploraciones en terrenos naturales.

Por último, es importante que se vigile su alimentación, este perro puede ser algo glotón y tiene tendencia a desarrollar obesidad. Aproximadamente necesita unos 370 gramos de alimento diario para desarrollarse correctamente en su etapa de adultez. De igual manera, siempre es buena idea elaborar su dieta junto a un especialista.

Su salud

El promedio de vida del Harrier- Terrier es de diez años. Es un perro que no presenta demasiados problemas de salud, pues fue desarrollado como un cazador todo terreno. Las principales afecciones que padece a lo largo de su existencia son: displasia de cadera, luxación de codo y una enfermedad particular que se manifiesta en forma de hemorragia del líquido cerebro-espinal. Asimismo, este perro puede desarrollar obesidad si no realiza la cantidad de ejercicio que necesita y no se cuida su alimentación.