Saltar al contenido
Guía de Perros

Basset Azul de Gascuña

noviembre 5, 2018

El Basset Azul de Gascuña es un gran cazador. También tiene un carácter dulce y es amable, por lo cual es excelente compañero. No goza de tanta popularidad mundial, pero en Francia tiene una gran reputación. Sigue leyendo para que conozcas todo lo que debes saber de este canino francés.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)

Cargando…

Historia del Basset Azul de Gascuña

Es un antiguo perro de Francia. Como la mayoría de las razas bassets descendió de un canino más grande. En el caso de este canino, su antecesor se llamó Gran Azul de Gascuña y existió hace más de 800 años.

Su aparición está relacionada con la época posterior a la Revolución Francesa, cuando la caza dejó ser una actividad exclusiva de la realeza. Entonces los campesinos comenzaron a adaptar las razas para poder cazar a pie y no en caballos, como lo hacían los reyes, y surgieron perros más bajos, entre ellos el Basset Azul de Gascuña.

La Segunda Guerra Mundial fue una época dura para esta raza. Hay quienes incluso afirman que en este conflicto se extinguió; sin embargo, un criador de nombre Alain Bourbon logró restablecerla. Se dice que lo hizo a través del cruce entre unos pocos sabuesos que quedaba y otras razas con un gen similar, como el Basset Hound.

Lo cierto es que hoy en día es una raza sólida, reconocida por las diferentes organizaciones caninas, entre ellas la Federación Cinológica Internacional. En Francia es muy reconocida, pero en otras regiones del mundo no tanto. La mayoría de loas Basset Azul de Gascuña de la actualidad se encuentran en territorio francés.

Estas son sus principales características

Es un perro pequeño. La estatura tanto del macho como el de la hembra se ubica entre los 34 y los 38 centímetros; mientras que el peso no está establecido en el estándar, pero suele variar entre los 14 y los 8 kilogramos. Su cuerpo es típico de los bassets: más largo que alto. Tiene las patas cortas y es robusto, pero no gordo.

Su espalda es alargada y firme. Tiene el lomo corto, un poco arqueado. Su pecho es amplio y largo. Tiene la cola con una base gruesa y es llevada en forma de sable. Su cuello es bastante largo y la papada no es exagerada. Su cabeza es ligeramente abombada, vista desde el frente. Tiene la nariz ancha y de color negra. El hocico es grueso y del mismo largo que la cabeza.

Un rasgo distintivo de esta raza son sus orejas. Son son finas, torcidas, se terminan en punta y deben sobrepasar la extremidad de la nariz. Tiene los ojos ovalados, algo hundidos y de color pardo. Su mirada es dulce y parece un poco triste.

La piel del Basset Azul de Gascuña es flexible, no demasiado fina y de color negro. Tiene el pelo corto, grueso y tupido. El color es completamente moteado de negro y blanco, impartiendo un reflejo azul pizarra. Puede presentar manchas negras más o menos extendidas. Por lo general, se observan dos manchas negras situadas a cada lado de la cabeza, que cubren las orejas, rodean los ojos y se detienen en las mejillas.

¿Cómo es su comportamiento?

Es principalmente un perro para la caza. Tiene un gran olfato, se muestra muy activo y perseverante en las labores en el campo. Pero también es buen compañeros, pues un perro sociable, afectivo y amable. Se integra muy bien a las manadas, que en casa no es otra que la familia. Lleva una relación cordial con otros perros, no tanto con otros animales por su fuerte instinto de caza. Es reservado, pero educado ante la presencia de extraños en el hogar.

El Basset Azul de Gascuña tiene un aullido muy particular. En casa puede resultar algo extraño, aunque muchos de sus dueños quedan marcados desde la primera vez que lo escuchan. Tiene buena relación con los niños, incluso con los más pequeños, aunque es un perro que cuando está agotado puede buscar un lugar solo para descansar. Puede vivir en diferentes espacios, pero es importante que siempre esté cercado, pues puede intentar salirse para perseguir a algunas presa.

Así debe ser su cuidado

Es un perro que no demanda demasiadas atenciones. Tiene una fisionomía rústica, con un pelaje de sencillo mantenimiento y que no ensucia en exceso. Puede cepillarse una vez a la semana y reservar el baño para cuando realmente sea necesario. La zona bajo las orejas debe vigilarse, pues tiende a acumular algo de suciedad y a la larga podría convertirse en un problema de salud.

En cuanto al resto de los cuidados, debe tener una alimentación acorde a su tamaño. Un especialista puede ayudar con la dieta ideal para este canino. En cuanto a la actividad física, es necesaria. El Basset Azul de Gascuña está predispuesto por naturaleza a la caza en el campo, por lo cual si no recibe el espacio (físico y de tiempo) necesario para su esparcimiento, puede desarrollar ansiedad y conductas no deseadas. La actividad no debe ser demasiado intensa y tampoco debe realizarse en escaleras, con obstáculos o muchos saltos, pues puede desarrollar problemas de espalda debido a su fisionomía.

¿Cómo es su salud?

El Basset Azul de Gascuña tiene una expectativa de vida entre los 12 y los 14 años. Suele ser un canino muy sano; sin embargo, hay algunos problemas de salud a los que tiene predisposición. Entres ellos se encuentran: Artritis, dilatación gástrica, enfermedad del disco invertebral, otitis externa y luxación patelar.