Saltar al contenido
Guía de Perros

Barbet

octubre 30, 2018

El Barbet es un perro amable, cercano a su familia y con una amor especial por las actividades en el agua. Es un excelente compañero y un gran ayudante en el trabajo. Se conoce como el antecesor del Poodle y otras razas muy queridas en la actualidad. Sigue leyendo para que conozcas todos los detalles de este peludo amigo.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)

Cargando…

Historia del Barbet

Es una de las razas más antiguas desarrolladas en Europa. Su origen no está claro, se cree que pudo haber llegado a Francia junto a los invasores moros en el siglo XII; sin embargo, hay evidencia genética de su existencia que data de mucho tiempo antes y lo ubica en África. Lo cierto de todo es que se desarrolló y estableció como la raza que se conoce hoy en día en suelo francés.

Era muy apreciado en diferentes sectores principalmente por su gran habilidad para la caza en agua; no obstante, también cubrió otras necesidades que estaban limitadas a razas de la realeza en esa época. Las guerras mundiales fueron un momento duro para esta raza, como para casi todas las de Europa y otras partes del planeta; pero gracias a un grupo de criadores y que se había expandido por diferentes lugares, logró sobrevivir.

De este canino también surgieron muchas otras razas. Se dice, aunque no no está en los registros oficiales no se ha comprobado, que este perro es el antecesor del Poodle, el Epagneul, el Terranova y otros peludos de gran notoriedad en la actualidad. Según algunos escritos, Enrique IV, rey de Francia entre 1589 y 1610 fue fanático de esta raza y lo utilizó para la caza de aves en agua. Hoy en día esta raza no goza de tanta popularidad como algunas a las que dio origen.

Características de la raza

Es un perro mediano. La altura de los machos se ubica entre los 58 y los 65 centímetros, mientras que la de las hembras va desde los 53 hasta los 61 centímetros. El peso de esta raza no está especificado en el estándar oficial; sin embargo, suele esta entre los 15 y 30 kilogramos una vez que alcanza su etapa de adulto.

Tiene las patas ligeramente oblicuas, con huesos fuertes y bien formados. Su lomo es corto y fuertes; mientras que su pecho es amplio, bien desarrollado y desciende hasta el nivel del codo. La cola es de inserción baja, aunque siempre la lleva en alto y forma un leve gancho en la extremidad.

Su cabeza es redonda y ancha. Sus orejas son largas, planas y de inserción baja. Tiene el hocico cuadrado, con mordida en forma de tijera. En esta zona tiene una barba larga, muy característica, que es la que le dio origen a su nombre (barbe significa barba en francés). Sus ojos son redondos y usualmente tiene un color marrón oscuro.

Tiene el pelo largo, lanudo, con rizos y se le pueden formar mechas. Tiene un manto abundante, que cubre todas las partes de su cuerpo. Puede ser unicolor (negro, gris, marrón, arena y blanco). También puede tener el pelo leonado (en cualquier matiz) o presentar parches de diferentes colores.

¿Cómo es su comportamiento?

Es un perro con un temperamento muy equilibrado. Suele ser muy apegado a su amo, cercano y amable con todos los miembros de la familia. Tiene un carácter dulce y puede desarrollar una buena relación con los niños, siempre y cuando se le respete y se le de cariño.

El Barbet suele reclamar cariño y depende de la presencia humana. Por eso es una raza que debe vivir dentro de la casa, cerca de la familia. No es buena idea ponerlo solo en el patio o en el jardín. Es un canino muy inteligente, lo cual puede hacerlo un poco rebelde en su etapa de adultez. Por esta razón es importante que tengo un amo que le enseñe los límites y le ponga las reglas claras desde muy pequeño.

Suele ser amable con los extraños, aunque no le gusta que lo toquen de entrada. Luego de olfatear y compartir por un rato puede recibir bien a la visita. Este perro tiene bastante energía, necesita ejercicio físico y mental para mantener su buen carácter. Disfruta mucho del agua, así que es un excelente compañero para la pesca y otras actividades en ríos o playas.

Así debe ser el cuidado del Barbet

El Barbet necesita una frecuencia de ejercicio bastante alta. Su naturaleza es la de cobrador de aves en aguar, por lo cual es una excelente idea incluir actividades en ríos o playas. Se adapta muy bien en aguas de diferentes temperaturas y tiene un gran talento para el nado.

Si no se vive cerca de una bahía, se pueden sustituir esta rutina por carreras y paseos al aire libre. Este canino también disfruta de juegos en casa, con la pelota u otros objetos. Lo importante es que pueda descargar toda su energía, para que no se ponga ansioso ni desarrolle conductas no deseadas. Después del ejercicio, este perro disfruta descansar cerca de los humanos. No le gusta estar alejado o solo durante mucho tiempo.

En cuanto al cuidado estético, se debe prestar especial atención a su pelaje. Se debe limpiar con un paño y desenredar sus nudos con las manos. Para peinarlo es necesario conseguir un cepillo especial, que no tengo las cerdas demasiado duras. En cuanto al baño, se debe realizar constantemente y es preferible dejar que se seque al aire libre, para que recupero sus rizos naturales. Para esta raza es buena idea contratar los servicios de un peluquero canino.

La salud del Barbet

Su expectativa de vida está entre los 12 y los 14 años. Suele ser un canino muy sano, pues cuenta con una fisionomía resistente, ideal para la caza  el trabajo. Sin embargo, tiene tendencia a algunos problemas de salud, entre los cuales resaltan: la displasia de cadera y elbo, la atrofia progresiva de retina (PRA), los trastornos convulsivos y las alergias.