Saltar al contenido
Guía de Perros

Akita inu

octubre 18, 2018

El Akita inu es famoso por su gran lealtad. La historia de Hachiko, su ejemplar más conocido, fue presentada en la pantalla grande y honrada en Tokio con una estatua. Esta característica le ha dado notoriedad mundial, pero no es la única de su raza. Sigue leyendo para que conozcas todo sobre este orgullo de la cultura japonesa.

Historia del Akita inu

El Akita inu nació en una región al norte de Japón que lleva el mismo nombre. Se cree que su origen es muy antiguo y que proviene de los perros que acompañaban a los antiguos samurais. Pero estos perros eran algo diferentes a los que se conocen hoy en día.

Se dice que el establecimiento de la raza se dio en la prefectura de Akita, luego de que el emperador desterró a un noble descarrillado a esta zona japonesa y el hombre era fanático de la crianza de perros. Por esta razón convenció a un grupo de criadores del lugar para crear una raza grande para la caza. Luego de años de reproducción selectiva se produjo el Akita inu (perro de Akita).

En sus inicios solo estaban presentes en esta zona, luego fueron llevados a otros lugares de Japón; pero eran propiedad exclusiva de la familia imperial. Posteriormente se levantó esa exclusividad y comenzaron a ganar fama como perros de pelea. Fueron cruzados con otras razas en busca de mayor ferocidad y surgió lo que más tarde se conocería como Akita Americano.

Esta raza se vio muy golpeada durante la Segunda Guerra Mundial, época en la que la mayoría de los perros fueron sacrificados para utilizar su piel como abrigo. Posterior al conflicto, un grupo de criadores se dio a la tarea no solo de conservar a la raza, sino que la restauraron por completa a su gen original.

Desde entonces se volvió un símbolo de la cultura japonesa y adquirió un significado espiritual. Hoy en día, muchas familias obsequian una pequeña escultura de este canino cuando nace un niño. Este gesto significa que le desean salud, felicidad y una larga vida. El Akita inu más famoso de todos se llamaba Hachiko y fue representado en una película de Hollywood. En Tokio también se erigió una estatua en honor a este canino.

Estas son sus características

Es un perro gran. La estatura del macho está entre los 67 y los 70 centímetros. El peso no está estipulado en el estándar de la raza, pero suele ubicarse desde los 34 hasta los 53 kilogramos. La hembra, por su parte, tiene una estatura entre los 61 y los 64 centímetros. Su pero puede estar entre los 30 y los 49 kilogramos.

El Akita inu tiene una estructura sólida y un cuerpo bien equilibrado. Su espalda es recta y firme, tiene el lomo amplio y musculoso y su pecho es profundo, bien desarrollado. Las costillas lucen un poco arqueada y tiene el abdomen bien recogido. Sus patas están bien desarrolladas y son algo anguladas. La cola es de inserción alta y la lleva enroscada sobre la espalda.

Esta raza tiene una cabeza triangular, con el hocico moderadamente largo y fuerte. Tiene una base amplia, se adelgaza hacia la punta, pero no llega a ser puntiagudo. Su mordida es en forma de tijera y tiene diente fuertes. Sus orejas son pequeñas, gruesas y triangulares. Los ojos son pequeños, casi triangulares y de color pardo oscuro. Tiene una mirada dulce.

El manto de este canino tiene una capa doble. La interna debe ser de pelo liso y textura dura; mientras que la externa es de pelo fino y abundante. En la zona de la cola, el pelo es más largo que en el resto del cuerpo. Los colores pueden ser rojo-leonado, sésamo (pelos color rojo-leonado con puntas negras), atigrado y blanco.

¿Cómo es su carácter?

Es un perro de temperamento calmado, dócil y receptivo. Tiene un personalidad muy independiente y es algo reservado. Esta característica hace que muchos dueños lo perciban como algo distante. Pero el Akita inu disfruta de la presencia humana, no le gusta estar en lugares apartados ni solo. Suele ser un perro muy noble, fiel y su lealtad lo ha hecho ganar notoriedad mundial.

Tiene un buen carácter, pero no es juguetón, ni disfrutará acciones comunes como buscar la pelota. Es dominante y algo territorial, por lo cual le cuesta relacionarse con otros perros, especialmente del mismo género.

También es muy reservado ante la presencia de extraño, pero no ataca sin razón. Suele desarrollar un nexo especial con los más pequeños de la casa, a quienes le tiene una paciencia especial y los protege en todo momento.

Su gran inteligencia pueden llevarlo a desafiar a las personas o a tratar de imponerse como líder de la manada. Por esta razón es importante que tenga un dueño firme y que le establezca límites desde muy pequeño. Es un perro grande, que vive mucho mejor en lugares espaciosos. Su manto le permite adaptarse a bajas temperaturas.

Cuidado del Akita inu

El aspecto más importante al que se debe esta atento cuando se tiene un Akita inu es la alimentación. Puede ser algo goloso y si no se cuida su dieta podría desarrollar obesidad. Asimismo, su pelaje podría verse afectado si no se le dan los alimentos adecuados. Otro asunto importante es la actividad física. Necesita al menos dos paseos diarios largos y si incluye naturaleza mucho mejor.

El cuidado estético no es tan exigente, pero no se debe descuidar el cepillado de su pelaje. En época de muda debe realizarse diariamente. El baño no es necesario realizarlo con tanto frecuencia, es un perro muy aseado. Con estos cuidado básicos tendrás un perro feliz y en buena forma física.

Así es su salud

Tiene una esperanza de vida entre los 10 y 15 años. Los problemas de salud que más presenta a lo largo de su existencia son: displasia de cadera, patologías del sistema inmunológico y de rodillas y disfunción de las glándulas de tiroides. También puede tener problemas de obesidad o algunos padecimientos de la piel, si no se alimenta como es debido.