Saltar al contenido
Guía de Perros

Airedale Terrier

octubre 11, 2018

El Airedale Terrier es el más grande de los Terrier. Tiene una personalidad extrovertida, amigable y muy activa. Es reconocido por sus grandes habilidades en el campo y también por su relación cercana con reconocidos políticos en el mundo. Ha sido utilizado como perro policía, como mensajero, como ayudante de la Cruz Roja y en muchas otras actividades. ¿Quieres conocer más de este perro de origen inglés? Aquí te traemos toda su historia y los datos que necesitas conocer si quieres tener uno.

Historia del Airedale Terrier

Es una raza joven. Su origen se dio en el siglo 19, cuando la clase obrera de la comunidad industrial de Aire River Valley, al sur de Inglaterra, se propuso criar un perro para cazar patos, nutrias y otros animales pequeños. Para lograrlo se cruzaron distintas razas, entre las que se sabe que estuvieron Otterhound, el Terrier irlandés, el Bedlington Terrier y los extintos English Black and Tan Terrier.

Con el tiempo estas no fueron las únicas labores que desempeño. Su inteligencia, agilidad, personalidad y gran energía lo hizo muy útil para exterminar ratas, rastrear venados y vigilar en sus inicios. Y con el pasar de los años su popularidad creció, lo que lo llevó a convertirse en el favorito de las Fuerzas Armadas Inglesas, que lo emplearon como mensajero, centinela y vigilante durante la Primera Guerra Mundial.

En Estados Unidos también tuvo notoriedad desde su llegada, pues resaltó como un perro de caza tres en uno: para aves de agua, de montaña y presas de pelo. Esto permitió que se fortaleciera y creciera la raza. También ganó el amor de muchas familias, entre ellas las de famosos y políticos a lo largo de la historia. Los presidentes nortemamericanos Woodrow Wilson, Warren Gamaliel Harding y Calvin Coolidge tuvieron caninos de esta raza.

Este canino también fue uno de los primeros en ser utilizados para el servicio policial en Gran Bretaña y en Alemania. En la actualidad son muy populares, sobre todo en las exposiciones caninas, donde ha ganado múltiples reconocimientos. Hoy se le conoce también como el Rey de los Terrier, por su gran tamaño y su enorme notoriedad.

Sus características

Es un perro grande. Los machos miden entre 58 y 61 centímetros y pesan entre 23 y 29 kilogramos. Las hembras miden entre los 56 y los 59 centímetros y su peso varía entre los 18 y los 20 kilogramos. Su cuerpo es bien equilibrado y proporcionado. Su espalda es corta, fuerte y bien nivelada. Tiene el pecho profundo, pero angosto y con las costillas bien arqueadas. Su cola es de inserción alta y porte erecto.

Tiene las patas largas, fuertes y bien anguladas. Sus orejas son triangulares, cuelgan a los lados de su cabeza y son proporcionadas con el cuerpo. Tiene el hocico bien modelado, sin una marca fuerte en el stop y su mandíbula es fuerte. Tiene mordida en tijera y su nariz es negra. Sus ojos son pequeños y oscuros. Tiene una mirada inteligente y de alerta.

Su pelaje es de doble capa. La interna es dura y rígida; mientras que la interna es más corta y suave. En líneas generales tiene todo el cuerpo bastante tupido y en algunas zonas puede presentarse el pelo un poco ondulado. Generalmente es de color fuego, con una montura negra o gris oscuro. Puede tener algunos pelos blancos en el pecho.

¿Cómo se comporta?

Es un perro vivaz, alegre y con mucha energía. Puede ser un buen compañero para familias activas y con niños grandes deseosos de actividad física. Es algo brusco, por lo cual no se considera el ideal para los más chicos. Es muy extrovertido, no tiene problemas para relacionarse con otros perros; aunque cuando son muy pequeños su instinto de caza puede aparecer.

En su casa también es algo territorial, por lo se mostrará menos amigable ante la presencia de otro cachorro. También suele ser confiado y amistoso con las personas a los pocos minutos de conocerlos.No obstante, es una raza muy valiente y atenta a los detalles. Esto lo hace un buen guardián, que no dudará en acudir al auxilio de sus seres queridos en situaciones de peligro. Por esta característica ha sido utilizado por cuerpo médicos, como la Cruz Roja, durante diferentes situaciones y momentos en la historia. Este punto también hace que su frecuencia de ladridos sea bastante alta.

Es un perro con mucha energía, se desenvuelve mejor en hogares grandes, con patios o jardines en los cuales puede moverse con libertad. Puede adaptarse a lugares medianos, siempre y cuando realice largos y repetidos paseos durante el día. Puede ser terco y desarrollar conductas rebeldes, por lo cual es importante que se le establezcan límites y reglas desde pequeño.

El cuidado del Rey de los Terrier

La principal regla para la felicidad y salud de tu Airedale es el ejercicio. Es un perro que necesita un nivel de actividad física bastante alto. En los primeros tres años de vida es posible que dos paseos largos, actividad en la casa y juegos en el jardín no sean suficiente para calmar todo su ímpetu.

Es importante que dediques un buen espacio de tiempo para el desarrollo de actividades con esta raza, de lo contrario podrían volverse algo ansiosos y desarrollar conductas agresivas. Los deportes caninos son un excelente camino para que tenga toda la actividad física que necesita.

Su pelaje es lo más importante en cuanto al cuidado estético. Si quieres incluirlo en exposiciones o concursos de belleza canina es probable que necesites la labor de un peluquero especialista. De lo contrario puedes hacer el cuidado tú mismo. Debes cepillarlo al menos tres veces a la semana y tener especial cuidado sobre la zona de la barba y bajo los ojos, pues podría acumular suciedad ahí, lo cual le originaría enfermedades.

Procura que el baño se realice cada ocho semanas. Ten especial cuidado con la zona de la orejas durante la ducha, suele ser más sensible en esta área y es importante que se las protejas para que no le entre agua. Por último, cuida su alimentación, para evitar que desarrolle problemas de salud relacionados.

Su salud

La expectativa de vida de esta raza es entre los 10 y 12 años; aunque hay historias de perros que han vivido unos cuantos meses más gracias a su buen cuidado. Son perros bastante sanos, no suelen presentar enfermedades de gravedad. Uno de los problemas que más los aqueja es la displasia de codo y de cadera, debido a que los grandes niveles de actividad física que requiere le van generando desgaste en estas zonas.

Asimismo, es sensible y sufre de infecciones en la piel y en los ojos, las cuales son generadas la mayoría de las veces por descuidos en el cuidado de su pelaje y en la alimentación del canino. También podrían estar relacionadas con una alta o baja función tiroidea.